_
_
_
_
_

Los depositantes en el Banco de Navarra, podrán recuperar su dinero

El Banco de España decidió ayer la intervención del Banco de Navarra, a la vista de la situación de esta entidad y después de que fueran informados el consejo del propio banco emisor y el Consejo de Ministros. La intervención del Banco de España ha provocado la publicación en el Boletín Oficial de una orden. especial ampliatoria de otra anterior, de creación del fondo de garantía para los depositantes en entidades financieras y que establece, al tiempo, la forma de aplicación de este fondo, aun en casos en que no exista suspensión de pagos o quiebra.

La alternativa de intervención en el Banco de Navarra adoptada por el Gobierno y consultada con la patronal bancaria, como organismo de representación de los intereses de este sector, constituye una vía media entre lo que hasta ahora era habitual en casos similares. Las situaciones precedentes de crisis importante en un banco (caso del de Burgos, del Noroeste, de Gerona y otros) se solventaban en base a la llamada solidaridad bancaria. El Banco de España pedía colaboración a la Banca y alguna entidad aceptaba comprar la sociedad en dificultades, y con ello evitar el mal efecto de una suspensión de pagos o quiebra. La otra fórmula, utilizada únicamente en un caso en los últimos cuarenta años, era la de la disolución o liquidación de la sociedad en apuros. El Banco de Ferrerías fue dado de baja en el registro de bancos y banqueros, en 1967. En el caso del Banco de Navarra, cuyas dificultades eran tema habitual de comentarios en el mundo financiero, después de un análisis pormenorizado de su situación hecho por el Banco de España y expertos del sector, la solución adoptada supone la intervención del banco que evita la quiebra o suspensión de pagos, que posteriormente puede suponer la liquidación definitiva de la entidad o la venta de la ficha bancaria y los activos, si hubiera algún comprador.

La intervención del banco supone, como efectos inmediatos, la aplicación del fondo de garantía de depositantes, creado el pasado mes de noviembre. Los depósitos que alcancen hasta la cifra de 500.000 pesetas serán reembolsados con cargo a este fondo, creado por. aportaciones de la Banca y del Banco de España. La cifra de depósitos hasta medio millón de pesetas existentes en el Banco de Navarra supone unos 6.500 millones. Para los depositantes poi encima de medio millón de pesetas y por la cuantía superior a esa cifra, el Banco de España facilitará una habilitación especial de fondos para poder reembolsar los compromisos del Banco de Navarra. Por esta vía se tendrán que librar 2.800 millones. Finalmente, cajas de ahorro y cooperativas de crédito tenían depositados 950 millones, y otras instituciones bancarias, por vía de créditos interbancarios, otra cantidad importante. La cancelación de esos depósitos o créditos queda pendiente de la liquidación definitiva que se haga de los activos de la entidad.

De cara al funcionamiento inmediato de la entidad, ha sido nombrado un administrador, en la persona de Jesús Urdiola, cajero de metálico del Banco de España, así como de un consejero delegado ajeno a la entidad, profesional bancario, y persona neutral que garantice -el cumplimiento de los compromisos del banco.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_