Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leivinha se considera en deuda con el club

Leivinha, cuya reaparición parece próxima, aunque no juegue todavía mañana, se considera en deuda con la afición rojiblanca Las lesiones le han impedido resultar para el club todo lo rentable que él desearía, aunque siempre que jugó -en su primera temporada 75-76- demostró ser un futbolista de calidad. Esta temporada finaliza su contrato. Si de aquí a unos meses no vuelve a brillar, es muy posible que el Atlético no le renueve.Sus desgracias comenzaron la temporada última, cuando recibió un golpe en el campo del Celta. Anduvo renqueante, tuvo que salir del equipo alguna vez y, finalmente, hubo de operarse. Desde diciembre hasta mayo quedó sin jugar. Reapareció a cuatro jornadas del final de la Liga en el Manzanares ante el Santander, con buen juego y dos goles, pero sintió molestias al final del partido. Finalizó la Liga con catorce partidos, ocho goles en casa y dos fuera. Esta temporada tuvo que operarse de nuevo, porque se le había formado en la rodilla un cuerpo extraño que le producía inflamaciones. Hasta ahora no ha podido participar en ningún encuentro.

Leivinha fue a hacerse su primera operación a BrasiI, pues confiaba en el doctor Vicenzo, amigo suyo; la segunda se la hizo a manos del prestigioso especialista Cabot, en Barcelona: «No me dejó mal Vicenzo. Cabot me dijo que la operación estaba bien hecha, que no fue culpa de Vicenzo que se formara este cuerpo extraño, sino simple casualidad».

Este año finaliza el contrato de Leivinha. De haber continuado con su buen rendimiento, podría exigir una alta suma por la renovación, como hará Pereira. «Mi caso no es el mismo, porque yo salgo de una lesión. Aún tengo que demostrar que soy el que fui. Estoy en deuda con el aficionado. Luego, si veo que sigo siendo el mismo, expondré mis exigencias, y ya veremos si al Atlético le intereso o no».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de noviembre de 1977

Más información

  • Aunque no juegue mañana, su reaparición parece próxima