Declarados ilegales tres partidos de la izquierda "abertzale"

La decisión del Ministerio del Interior de declarar la ilicitud penal de los estatutos de los partidos abertzales EIA (Partido para la Revolución Vasca), HASI (Partido Socialista Popular Revolucionario) y LAIA (Partido de los Trabajadores Patriotas Revolucionarios) no ha sorprendido ni a sus responsables ni, en general, al pueblo vasco.

«Desde hace varios días lo esperábamos -declaró a EL PAIS Santiago Brouard, presidente de HASI-. Desde hace diez o doce días recibíamos comunicaciones legulescas de la Dirección General de Asociaciones recomendándonos que sustituyéramos con términos más «benignos» nuestra reivindicación de un « Estado vasco reunificado, independiente y socialista» que se contempla en los estatutos. La verdad es que no le damos importancia a la decisión del Gobierno. Cuando al principio mandamos los estatutos al registro sabíamos lo que iba a pasar, pero queríamos poner a prueba la democracia del Gobierno Suárez. Estos son sus resultados.»«La no legalización de nuestro partido -afirma un comunicado de EIA- pone en evidencia de la forma más rotunda la falsedad de un Gobierno que a través de los medios de comunicación quiere hacer pasar por buena una democracia que no es otra cosa que la transformación del fascismo; una democracia salvaguardada por las intactas fuerzas represivas del fascismo y protagonizada por personajes franquistas. Esta decisión del Gobierno supone, en definitiva, un nuevo intento de marginar -como ya se hizo de cara a las pasadas elecciones- a la izquierda revolucionaria patriótica de cara a las elecciones municipales.»

Por su parte ETA (pm) -la dirección político-militar- denuncia en un comunicado la decisión del Gobierno afirmando que «una vez más se pone de manifiesto que este Gobierno, que se autoproclama democrático, se resiste a reconocer un hecho real: la voluntad de nuestro pueblo, tantas veces reiterada, que se traduce en el grito unánime de independencia».

De momento ninguna de las tres fuerzas abertzales piensa «intentarlo de nuevo» y presentar nuevamente los estatutos. Parecen conformarse con la idea de que sea el pueblo el que, mediante movimientos populares en la calle, logre

-señalan- lo que no pueden lograr los parlamentarios.

Asimismo ETA (pm) se reafirma en su apoyo, mediante la actividad armada, de reivindicaciones populares y en concreto la legalización de los partidos abertzales. «Hacemos -dicen- un llamamiento al pueblo vasco para que siga movilizándose por sus reivindicaciones más sentidas.»

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Legalizados otros dos grupos

Por otra parte, el Ministerio del Interior ha inscrito en el Registro de Asociaciones a la Unión de Juventudes Maoístas y a la Organización Comunista de España (Bandera Roja), esta última, tras el dictamen favorable del Ministerio fiscal. Simultáneamente, el Ministerio fiscal ha declarado la ilicitud penal del Partido Obrero Revolucionario de España (PORE), cuya inscripción había sido ya denegada por el Ministerio del Interior. El Ministerio fiscal ha estimado que el PORE incurre en la ilicitud señalada por el artículo 172 del Código Penal, en cuanto propone en sus estatutos «la destrucción del Estado a través de la insurrección armada» y la «instauración en todo el planeta de la república mundial de los consejos obreros».También se ha declarado la ilicitud de la Unión do Pobo Galego, que señala entre sus fines «la lucha que abra paso a la autodeterminación de la nación gallega a través de una revolución nacional-popular».

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS