La Dirección General de Seguridad niega los malos tratos a un detenido

La Dirección General de Seguridad, en una nota hecha pública ayer, ha desmentido los supuestos malos tratos causados al joven Jesús García López, y que han sido denunciados por abogados del Partido del Trabajo de España. La denuncia fue formulada contra el comisario general de Información, Roberto Conesa, y contra tres inspectores de policía.Según la nota de la DGS, Jesús García López fue detenido por dos inspectores del Cuerpo General de Policía el pasado día 26 de agosto, permaneciendo en la DGS doce horas y media antes de ser puesto a disposición de la autoridad judicial. Por otra parte, tanto a la entrada como a la salida de la DGS el detenido fue reconocido por los servicios médicos de este centro, no apreciándosele tipo alguno de lesión. El señor Conesa, precisa la nota, en ningún momento vio ni habló al detenido, cuya detención e interrogatorio fueron llevados a cabo por inspectores pertenecientes a la escala ejecutiva, a la que corresponden funciones muy distantes de las propias de la Comisaría General de Información.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0003, 03 de septiembre de 1977.

Lo más visto en...

Top 50