Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Fluminense ganó el Teresa Herrera

El Fluminense jugó los últimos minutos de la final a lo campeón. Un auténtico baile de hombres, de balón y de posiciones, fue el brillante broche al Teresa Herrera. El mágico fútbol brasileño surgió sólo al final después de que los checos tuvieran que reconocer su inoperancia para contrarrestar la fantasía de sus rivales.En la primera parte no hubo florituras. BlIsky, una de las figuras del Dukla, se pegó a Rivelino y se sacrificó por ambos bandos la brillantez por la consecución de un práctico resultado. Cuando los checos tuvieron que atacar a fondo para intentar el empate, Rivelino se vio libre de marcaje firmando as el Dukla su sentencia de goleada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de agosto de 1977