Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosón: "La negociación fue imposible"

El gobernador civil de Madrid, Juan José Rosón, convocó ayer a las nueve de la noche una rueda de prensa a la que asistieron también el jefe superior de Policía y el comandante de las fuerzas que asaltaron la prisión. No asistió, en cambio, representante alguno del Ministerio de Justicia.El señor Rosón expuso que las negociaciones fueron imposibles cuando los presos plantearon reivindicaciones que «ponían en cuestión la idea misma del Estado», refiriéndose en concreto a la de que un miembro del Gobierno prometiera en persona la concesión de un indulto.

Se aseguró que la policía garantizó en todo momento la integridad física de los presos en el desalojo, y se prohibió desde el comienzo el empleo de armas de fuego.

El comandante explicó luego el desarrollo de la operación de asalto, aunque se negó a Indicar el número de agentes utilizados, limitándose a decir que fueron empleadas cinco unidades. El asalto final fue decidido el miércoles, y se esperó hasta la tarde del jueves buscando el momento sicológico oportuno, a las dos y media de la tarde, en un día muy caluroso y cuando estaban apareciendo ya disensiones entre los presos que preferían terminar el motín y los que eran pastidarios de continuarlo.

A la pregunta de si en algún momento el Ministerio de Justicia no se había mostrado favorable a las negociaciones, en espera de que el conflicto desembocara simplemente en un problema de orden público, el gobernador afirmó tajantemente que la coordinación entre ambos ministerios -Justicia e Interior- había sido perfecta, aunque compleja, y que el director general de Prisiones había buscado una solución pacífica en todo momento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de julio de 1977