Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ministros juraron de pie, en traje de calle, y con nueva fórmula

Ayer, a las diez de la mañana, en el palacio de La Zarzuela, residencia oficial de don Juan Carlos, con traje de calle y de pie, sobre los Evangelios y ante un crucifijo, los diecinueve ministros del nuevo Gabinete juraron sus cargos, con arreglo a la nueva fórmula instituida.

La nueva fórmula exigida para tomar posesión de cargos o funciones públicas apareció ayer mismo en el Boletín Oficial y, en el caso concreto de los ministros, fue la prevista en el apartado segundo del citado decreto que permite formular el juramento o promesa al interesado sin que nadie se lo requiera.El texto pronunciado por los ministros fue: «Juro por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de... con lealtad al, Rey, respeto a los derechos de la persona y estricta observancia de la Ley, así como guardar secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros. »

Se ha suprimido cualquier referencia a los Principios del Movimiento y el ministro de Justicia, como notario mayor. del Reinó, no, contestó con la fórmula tradicional de: «Sí así lo hacéis, que Dios os lo premie, y si no, os lo demande. »

El jefe de, protocolo de la Casa Real, Antonio Villacieros, leyó los nombres de los ministros y uno a uno fueron. pronunciando el jurarnento tras una inclinación ante el Rey, para regresar a su lugar tras otra reverencia al Monarca.

Concluido el acto de jura, don Juan Carlos, acompañado por el presidente de las Cortes, Antonio Hernández Gil, y alto personal de su casa departió con los miembros del Gabinete, por espacio de unos minutos, en una conversación de, tono informal y amistosa.

Pese a algunas previsiones en este sentido, los ministros no celebraron ningún tipo de reunión durante el día de ayer, aunque se espera que hoy mismo o mañana pueda reunirse formalmente el Gabinete en Consejo de Ministros, donde podría procederse a los primeros nombramientos de altos cargos y perfilarse la declaración programática que, posiblemente, no se dé a conocer inmediatamente.

La nueva situación política y la existencia de unas Cámaras democráticas, pese a que el Gobierno no sea responsable de su gestión ante ellas exigirán, sin duda, una declaración sopesada por parte del Gabinete. Las grandes formaciones parlamentarias, anunciaron el mismo lunes su decisión de evitar cualquier comentario sobre el equipo ministerial hasta conocer su formulación programática.

Puede añadirse que algunos de los nuevos ministros, tras el acto de juramento, acudieron a sus despachos, donde cambiaron impresiones con los hasta ahora titulares. El presidente Suárez regresó a la Moncloa sobre las doce menos veinticinco y mantuvo una larga entrevista con el vicepresidente primero y ministro de Defensa, te niente general Gutiérrez Mellado. Por la tarde recibió al ministro de, Obras Públicas y Urbanismo, Joaquín Garrigues; al de Sanidad y Seguridad Social, Enrique Sánchez de León; al ministro adjunto para las Regiones, Manuel Clavero; al de la Presidencia, José Manuel Otero, y al ministro adjunto Para las Relaciones con las Cortes, Ignacio Camuñas. Por otra parte, el Boletín Oficial publicó ayer los correspondientes decretos por los que, siguiendo la costumbre tradicional, se concede a los ministros salientes la Gran Cruz de Carlos III. Los ministros que abandonan el Gabinete son: Alfonso Osorio, teniente general félix Alvarez Arenas, almirante Pascual Pery Junquera, Eduardo Carriles, Luis Ortiz González, Aurelio Menéndez, Alvaro Rengifo, Carlos Pérez de Bricio, teniente general Carlos Franco Iribarnegaray, Andrés Reguera, Francisco Lozano, Enrique de la Mata e Ignacio Garcia López.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de julio de 1977

Más información

  • El nuevo Gabinete se reunirá esta semana