Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Separación de los partidos integrados en Esquerra de Catalunya

«Para nosotros ya está consumada la separación de los partidos integrados en la coalición electoral Esquerra de Catalunya, afirmó Heribert Barrera, diputado electo por Barcelona y secretario general de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).Barrera aludió directamente a la inmediata desvinculación entre su partido y el Partido del Trabajo de España (PTE), principales fuerzas integradas en la coalición ahora desaparecida. Barrera añadió: «Ambos partidos mantendrán relaciones cordiales, pero permanecerán absolutamente separados. No puede ser de, otra manera. La ideología de ambos es demasiado distante.. Nuestra base no permitiría otra actitud.»

Con ello desaparece una coalición electoral cuyo nacimiento causó una cierta sorpresa. En efecto, ERC -partido mayoritario en Cataluña durante el período republicano y autonómico- tiene su audiencia en la pequeña burguesía catalanista. El PTE es, en cambio, un partido de ámbito español y de carácter obrerista radical. .

Estas manifestaciones de Barrera contrastan marcadamente con las recientes declaraciones de un dirigente del PTE, a un diario barcelonés, en las que se afirmaba que la coalición tendría una vida postelectoral. Ello permite creer que ha sido ERC la interesada en poner fin a la coordinación política existente entre ambas

No obstante, Barrera precisó que, «como diputado, defenderé estrictamente el programa de la coalición por la cual fui elegido». Hay que precisar que la constitución de dicha coalición -amparada en un partido «fantasma» inexistente, pero legal, el Bloc Catalá Democrátic- vino en gran parte motivada por el hecho que tanto el PTE como la ERC sean formalmente ilegales.

El único problema pendiente entre los partidos ahora en vías de separación es el cubrir los gastos de la campaña electoral, evaluados en unos veinticinco millones de pesetas, según fuentes de la propia coalición. De esta cantidad, el Estado reembolsará, en base a los votos obtenidos, unos seis millones de pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 24 de junio de 1977