Obras Públicas liquidará una parte importante de sus deudas

El Ministerio de obras Públicas, tras el crédito extraordinario aprobado por el pasado Consejo de Ministros, por valor de 8.874 millones de pesetas, liquidará en buena medida la deuda que actualmente tiene contraida con contratistas y expropiados, y que actualmente se eleva a casi 29.000 millones de pesetas, según ha anunciado el ministro del Departamento, Luis Ortiz, en la presentación de lo que ha denominado una operación de saneamiento financiero y que consiste en liquidar deudas que este Ministerio tiene desde 1972.

Según Luis Ortiz, la deuda con los contratistas suponía 19.637 millones de pesetas a finales de 1976. La intención del Ministerio es que dentro del actual trimestre se puedan efectuar pagos por valor de 17.078 millones de pesetas, 11.265 millones con cargo al crédito ordinario del Departamento y el resto a cargo del crédito extraordinario, con lo que la deuda existente a junio del presente año puede reducirse a 6.391 millones de pesetas, una vez sumados los 3.833 millones de pesetas por expedientes producidos durante el primer semestre, cifra que es considerada como normal.Al término del primer semestre se habrán liquidado todas las deudas con los contratistas de los años 1972, 1973, 1974 y 1975, y gran parte de la de 1976, ya que sólo quedarán cerca de 3.000 millones para este año, que se esperan hacer efectivo dentro del ejercicio de 1977.

Tras señalar que este año la financiación adicional del Ministerio, excluidas la Subsecretaría, Renfe y FEVE, supondrá más de 32.429 millones de pesetas y que el presupuesto ordinario es de 54.290 millones, a los que hay que añadir los 4.727 millones de fondos propios del organismo autónomo de la Dirección General de Puertos, el señor Ortiz expuso la aplicación del presupuesto para 1977. En este sentido cabe resaltar que 35.415 millones se destinarán para liquidar la deuda contraída en ejercicios anteriores; 6.510 para la conservación de las actuales obras; 17.716 para el pago de las obras de nueva contratación, incluidas las del presente año; 19.830 para pagos de deudas a contratistas, y 11.967 millones para expropiaciones y otros gastos.

Por lo que se refiere a la deuda de expropiaciones, que se eleva a 9.250 millones de pesetas, serán liquidados un total de 9.067 millones, por lo que la deuda estimada para principios del segundo semestre será de 2.348 millones, una vez añadidos los 2.165 millones de los expedientes producidos durante el primer semestre de 1977.

El objetivo del Ministerio de Obras Públicas y del Gobierno es de liberar a las próximas administraciones de la deudas contraídas anteriormente para que puedan asignar más libremente los recursos disponibles.

En este sentido es interesante resaltar que el 30% de la deuda de este Ministerio correspondía al período 1972-1975.

Aunque el Ministerio de Obras Públicas, junto con el de Hacienda, evaluaron las deudas a los contratistas en 19.637 millones de pesetas, las empresas constructoras ofrecen otras cifras radicalmente diferentes. En este sentido, Seopan, organismo que agrupa a las principales empresas constructoras españolas, evaluaba esta deuda a finales de agosto del pasado año en 25.184 millones de pesetas, cifra sensiblemente superior a la ofrecida por la Administración.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS