Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por huelga de su personal 159 cines de Madrid permanecerán cerrados

Ciento cincuenta y nueve de los 179 cines madrileños permanecen cerrados por la huelga iniciada ayer por su personal (unos 2.5% trabajadores, entre jefes de cabina, operadores, representantes, taquilleros, acomodadores, etcétera) en apoyo de sus reivindicaciones. Los veinte cines que ayer ofrecieron sus habituales funciones pertenecen a las cadenas Patuel (quince salas de exhibición: Gran Vía, Lope de Vega, Capitol, Fuencarral, Españoleto, California, Cid Campeador, Los Angeles, Savoy, Juan de Austria, Extremadura, Aluche, Infante, Royal y Progreso), Filmófono (cuatro locales: Palacio de la Música, Benlliure, Novedades y Cartago) y Cinemax, cadena mexicana propietaria del cine Madrid.

La razón de que estas salas no se hayan sumado a la huelga, que controla la verticalista Unión de Trabajadores y Técnicos del sector, estriba en el acuerdo al que han llegado sus propietarios con sus respectivas plantillas en cuanto a atender las reivindicaciones origen del conflicto, que, en resumen, consiste en un incremento salarial del 20 % sobre las horas nocturnas y la libranza de día y medio a la semana, así como la participación en los beneficios obtenidos por la última subida en el precio de las entradas.La situación del conflicto a la hora de cerrar esta edición se mantenía sin variaciones, al no haberse producido ningún contacto entre las representaciones social y económica.

Según la versión del conflicto ofrecida a EL PAIS por el presidente del grupo provincial de exhibición (patronal verticalista), José del Villar, éste estriba en la discrepancia interpretativa de la norma legal que regula las relaciones laborales. Ante esta circunstancia, el señor Villar aseguró que la patronal está dispuesta a someterse al arbitraje de la autoridad laboral.

Acerca de determinadas interpretaciones que creen encontrar la auténtica justificación de la huelga en la intención de dificultar la intención de mítines políticos programados en unas siete salas de exhibición de las que permanecen cerradas por la huelga, el señor Villar informó a EL PAIS que la intención de los empresarios de estas salas es mantener el compromiso contraído con los partidos que tienen contratados sus locales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de mayo de 1977