Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jody Sheckter, favorito en el Gran Premio de Mónaco

Watson, con Alfa Martini Brabham, y Ronle Petersen, con Tyrrell, participarán en primera línea en el Gran Premio de Montecarlo de Fórmula 1. Sheckter, Reuteman, Stuck y Hunt formarán en la segunda y tercera filas. El austriaco Lauda, acompañado del francés Depailler, parte muy retrasado, con pocas esperanzas de repetir su triunfo del año pasado, los Lotus de Andretti y Nielsen, que estrenan motores de magnesio aligerados, han tenido problemas de calentamiento y han tenido que conformarse con posiciones discretas.Ronnie Petersen, que no había conseguido nada con el Tyrell de seis ruedas en lo que va de temporada, ha demostrado que en este circuito en el que el piloto cuenta casi tanto como la máquina podría volver a repetir su triunfo del año 1974. La otra gran sorpresa la han dado los Brabham-Alfa Romeo, que después de intensos días de pruebas en Italia y de algunas modificaciones importantes en los alerones traseros y la suspensión han conseguido situar a sus dos pilotos Watson y Stuck en primera y tercera filas de salida.

Para Watson, esta es la primera vez que arrancará el primero en una carrera, de fórmula 1. La otra noticia, y a la vez sorpresa, son la mejor actuación del teórico segundo piloto de Ferrari, Carlos Reutemann, que partirá por delante de ,su compañero Niki Lauda. Mal vemos el futuro del campeonato para Ferrari si esta pugna entre ambos pilotos crea situaciones conflictivas y de prestigio que ya vienen arrastrándose, desde el principio de la temporada y que quizá dieron lugar al no del todo justificado abandono de Niki Lauda en el Gran Premio de España.El campeón James Hunt no consigue tampoco encontrar su sitio y tendrá que conformarse hoy con ver desde el pr1 ncipio cinco cascos, a lo cual, no esté acostumbrado, y a los que no será fácil adelantar en un circuito en el que conseguirlo es casi una lotería.La carrera de hoy puede y debe ser una gran carrera. La temporada europea entra a partir de Montecarlo en su fase más competida. El vencedor de Mónaco, que puede y debe ser Scheckter, recibe una dosis de moral que influirá sin duda en sus actuaciones inmediatas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de mayo de 1977

Más información

  • Automovilismo