Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trescientos vecinos se oponen a la reconstrucción de Orcasitas

La remodelación del Poblado Dirigido de Orcasitas, que afecta a 3.000 familias, podría retrasarse debido al desacuerdo ante la reconstrucción del barrio por parte de la recientemente creada Asociación de Vecinos Leiza (unos trescientos socios) quienes se niegan a que el barrio sea totalmente remodelado en base a que consideran que construir de nuevo las 3.000 viviendas supondría un gran negocio para el Ministerio, ya que los pisos que compraron hace quince años por un precio aproximado a las 250.000 pesetas, les costarían ahora más de dos millones de pesetas, beneficio que se haría extensivo a la constructora Huarte, encargada de levantar de nuevo el barrio, según declaró la junta directiva de esta asociación durante una rueda de prensa celebrada el martes.En relación con la otra asociación de vecinos del Poblado Dirigido (más de 2.000 miembros), el presidente de la Asociación Leiza habló de la existencia de posibles intereses políticos y de ignorancia ante el precio que les va a suponer las nuevas viviendas. Su intención ante la futura remodelación del Poblado, en caso de que su opinión no sea tenida en cuenta. fue la de mantener una postura de fuerza: «Nuestras casas no las tirarán si no utilizan para ello a las fuerzas de orden público.» La justificación que dieron es que consideran innecesario que se tire todo un barrio cuando sólo la minoría de las viviendas están amenazadas de hundimiento.

El delegado provincial de la Vivienda, señor Veloso, en relación con este tema declaró a EL PAIS que la postura del Ministerio es realizar la remodelación de todo el Poblado por etapas, primero para las viviendas que amenazan ruina de manera más inminente, hasta que se acometa con la remodelación de las que aparentemente no ofrecen peligro.

En cuanto al costo de las nuevas viviendas, señaló que se tendría en cuenta el valor de la peseta hace quince años con el valor en 1977, la revalorización que de los terrenos han hecho los vecinos.

La Ventilla: contratos definitivos

Una comisión representativa de los vecinos de La Ventilla que hace unos meses ocuparon cincuenta viviendas sociales en el barrio visitó el martes al delegado provincial de la Vivienda, señor Veloso, para pedirle los contratos y escrituras de las casas. El señor Veloso les aseguró que en un breve plazo de tiempo intentaría que los contratos en precario que actualmente poseen se transformen en definitivos. «Todo depende -declaró el delegado a EL PAIS-del resultado de los desahucios que se están siguiendo contra los iniciales adjudicatarios.»

Orcasur: no aceptan el precio de los pisos

Un grupo de vecinos de Orcasur visitaron el pasado jueves el Ministerio de la Vivienda para conocer exactamente el precio de las viviendas que se les adjudicarán tras la reestructuración del barrio. En principio, los vecinos no están de acuerdo con que el costo supere el de las actuales ni con que la forma de pago rebase el 10 % del salario mínimo actual.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 1977