La halterofilia, disciplina educativa y modelo

La Federación Española de halterofilia se ha vuelto a adelantar al resto de federaciones en cuestiones de organización y de visión programadora para el deporte español. Primero fueron sus elecciones, en las que los diversos candidatos declinaron su opción en favor del presidente, Figueras Grau, y dieron con ello una muestra de buenos intereses deportivos al olvidarse de los personales. Ahora ha sido la asamblea general que celebró la federación el pasado sábado, y en la que se aprobó su línea programática, con planes a veinte años vista, en etapas de ciclos olímpicos. Sobre el papel, constituye una de las más realistas y mejor pensadas del deporte español.En líneas generales, el nuevo plan de la Federación Española de Halterofilia basa su esfuerzo en potenciar este deporte a partir de las escuelas e institutos, desde los doce años de edad. En esta etapa la halterofilia estaría encaminada a servir de base al resto de deportes, y no como una mera competición atlética, para lo cual se plantea como disciplina colaboradora, en el entrenamiento de los demás deportes. El plan defiende también la creación de escuelas de halterofilia, así como la creación de competiciones de técnica en infantiles, juveniles y otras categorías. Con estas ideas, la halterofilia deja de ser el deporte de los exclusivamente fuertes y se adentra aún más en el ámbito deportivo como una disciplina educativa, base de muchos otros deportes.

En cuanto al Grecia-España .que se disputó el pasado día » de abril, nuestros halterófilos vencieron por cuatro victorias a tres. Las victorias fueron para Genaro Prieto, en la categoría de 52 kilos, Fernando García, en Id de los 67,5; Manuel Fernández, en los 75, y Jesús María Fernández, en 82,5. Alfonso García Escudero, pese a quedar segundo en su peso (60 kilos), batió el récord de España, al levantar 103 kilos en la modalidad de arrancada.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS