Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Waldo de los Ríos, muerto de dos disparos en la cabeza

Un día después de que el compositor Waldo de los Ríos, 43 años, casado y sin hijos, fuera encontrado muerto con dos disparos en la cabeza en su chalet del parque del Conde de Orgaz, continúan las investigaciones policiales, a pesar de que todos los indicios parecen apuntar hacia un suicidio, provocado por una crisis depresiva que el autor atravesaba durante las últimas semanas. Según se pudo saber en medios policiales, en la misma cama donde apareció muerto había extendidas cuatro fotos de un joven del que se desconoce la identidad.

Sobre las once y media de la noche del lunes, dos amigos del compositor argentino, Eladio Blázquez y Eduardo Lopesino, acudieron al chalet El Olivo, para visitar a Oswaldo Nicolás Ferrando, verdadero nombre del artista. Ante las llamadas, a las que no respondía nadie, los visitantes entraron en la casa que el músico tenía por costumbre dejar abierta. Sobre la cama, boca arriba, vestido de calle, con las gafas puestas y con el lado derecho de la cabeza destrozado, Waldo de los Ríos fue encontrado muerto.Avisada la policía varios funcionarios se dirigieron al chalet situado en una zona residencial. Según manifestarían después tuvieron grandes problemas para entrar, ya que seis perros guardaban la casa. Una vez reducidos, los policías encontraron el cuerpo del compositor, en cuyo lado derecho había una escopeta de caza, de dos cañones y de calibre doce. Fuentes policiales ampliarían posteriormente que el arma apuntaba al lado derecho de la cabeza y que estaba sostenida por la mano del compositor fallecido. «En principio parece un suicidio. De todas formas la investigación no ha concluido todavía. »

La noticia se conoció en los medios periodísticos antes de que el cuerpo de Waldo de los Ríos fuera trasladado a la Ciudad Sanitaria de La Paz, donde ingresó cadáver. Tras hacer un parte médico para el juez de guardia el cuerpo fue trasladado al depósito mortuorio del hospital, sobre la una y cuarto de la madrugada.

Dos horas después su esposa, la actriz Isabel Pisano, recibía la noticia en un programa que estaba grabando para Radiotelevisión Española, en Roma, donde se encuentra desde hace meses. Ayer por la mañana, en el avión de las once llegaba a Madrid y se dirigía al Instituto Anatómico Forense a donde llegaría el cadáver del compositor a las doce y cuarto.

Depresión

Aparte de las investigaciones sobre el posible suicidio, las circunstancias conocidas del músico en las últimas semanas indicaban que tal desenlace por día estar dentro de lo posible.« El señor estaba ayer más deprimido que de costumbre. Había perdido mucho peso, se encontraba enfermo», manifestó a EL PAIS :su asistenta, única persona que diariamente iba a la casa del compositor ahora muerto.

«Me fui ayer sobre la una de la tarde. No, no salió en toda la mañana e ignoro si esperaba a alguien. No hablaba mucho. Yo me enteré esta mañana cuando vine a limpiar; la policía no me dejó entrar.» Preguntada sobre si celebraba fiestas durante la noche o era visitado por alguien la empleada, que no quiso facilitar su identidad, contestó negativamente. «Nunca vi nada; el señor ni bebía.»

Empleados del parque informaron sobre lo contrario. Incluso el mismo lunes fue visto en su coche, un Lamborghíni Jarama, de color verde, conduciendo bruscamente por la urbanización. Sobre las cuatro y media llegó a su casa, donde frenó violentamente su automóvil y saltó, como hacía últimamente, la cancela de su casa.

Otras informaciones recogidas apuntan a que el compositor podría estar verdaderamente enfermo, causa de su disminución de peso y de la vida especial que llevaba en las últimas semanas. Había sido visto, según las citadas fuentes, varias veces en locales pintorescos madrileños en compañía de jóvenes amanerados. Esta situación, no se sabe si atribuida únicamente a una enfermedad, pudo provocar que el lunes decidiera poner fin a su vida.

«No, la señora no quiere responder a ninguna pregunta. Se encuentra bastante mal. Nos cuesta creer que sea un suicidio, no sabemos qué pensar, esa es la verdad », fueron las únicas manifestaciones obtenidas entre los amigos del compositor cuando un redactor de EL PAIS visitó el chalet.

Perfil biográfico

Waldo de los Ríos, 43 años, nacido en Buenos Aires, hijo de Marta de los Ríos, intérprete muy conocida en Argentina. Estudia en el Conservatorio de Música y Arte Escénico de Buenos Aires y a los catorce años obtiene el título de profesor. Trabaja para películas en Buenos Aires y en 1958 viaja a USA donde recibe un premio por su trabajo de bandas musicales de películas.En 1962 viene a España y trabaja en el programa televisivo Hi-fi. Por su música para la película Pampas salvajes recibe el premio de la Asociación de Cronistas Cinematográficos de Argentina.

Hizo arreglos musicales para Mari Trini, Miguel Ríos, Karina y Raphael, entre otros muchos. Compone la música para la película La Residencia de Ibáñez Serrador. Adquiere gran popularidad con los arreglos de la 9ª de Beethoven y la 40ª de Mozart.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de marzo de 1977

Más información

  • Todo hace pensar en un suicidio