La Hermandad de la Guardia de Franco defiende a Sánchez Covisa

«Era público y notorio que el piso de la calle Pelayo se había alquilado para instalar en él un pequeño taller de patentes y marcas de invención particular», afirma una nota facilitada a la prensa por la denominada Hermandad de la Guardia de Franco y firmada por su secretario nacional, Alberto Royuela, conocido ultraderechista, radicado en Barcelona.La misma nota, tras asegurar que «es risible" que se denomine fábrica de armas al piso descubierto por la Guardia Civil, da cuenta de que Mariano Sánchez Covisa, detenido a raíz de estos hechos, es miembro de la Hermandad de la Guardia de Franco, y asegura que en la secretaría de la hermandad «estamos autorizados» para afirmar que el señor Sánchez Covisa llevaba detenido 48 horas en la Dirección General de Seguridad cuando el domingo 24 de enero se produjo el asesinato en Madrid de cinco abogados laboralistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 24 de febrero de 1977.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50