Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Peligro de escisión en la FPS

La destitución de Enrique Barón como secretario de Información de la Federación de Partidos Socialistas (FPS) constituye el aspecto más destacado de la crisis que viene afectando a dicha organización, y que introduce un peligro de escisión. Convergencia Socialista de Madrid, a la que pertenece Enrique Barón, ha emitido un comunicado en el que manifiesta su apoyo y confianza al destituido, y afirma que «es un contrasentido defender un proyecto federal al tiempo que se realizan actuaciones prácticas que resultan inaceptables para los partidos de las nacionalidades históricas».La destitución fue efectuada por el Consejo Federal de la FPS, con la presencia de representantes de los grupos de Andalucía, Aragón, Murcia, Asturias, Canarias y Valencia. No acudió a la reunión el Partido Socialista de las Islas Baleares. Han solicitado estatuto de observadores los grupos vasco y gallego, y se retiraron antes de la votación los grupos catalán y madrileño. El fondo de la cuestión no es otro que el problema de la unidad socialista. Los que se retiraron y los que no asistieron a la reunión son los sectores interesados en realizar la unidad socialista, aceptando al PSOE como interlocutor. Los demás grupos, en los que destacan las figuras de Alejandro Rojas y Joan Garcés, son enemigos de tal solución y partidarios de alianzas más a la izquierda.

Por otra parte, se están realizando gestiones para organizar una reunión conjunta de militantes del PSOE, PSP y Convergencia Socialista de Madrid para el día 15 de febrero. Las gestiones han partido de los firmantes del manifiesto para la unidad socialista, hecho público recientemente con las Firmas de cuarenta miembros de cada organización.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de febrero de 1977

Más información

  • La destitución de Barón abrió la crisis