Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Bloque Socialdemócrata mantendrá su ideología de izquierda

La situación de extrema gravedad de la economía española, la necesidad de negociar los aspectos económicos, la situación de crispación y angustia por los atentados terroristas que podrían originar una bipolarización social muy peligrosa, junto con el deseo de que las Cortes Constituyentes tengan una amplia representación del centro, han llevado a la creación del Bloque Socialdemócrata y a comenzar las negociaciones para integrarse en el Centro Democrático. Francisco Fernández Ordóñez definió así sus propósitos en la presentación del recién creado Bloque Socialdemócrata, que tuvo lugar ayer en Madrid, con asistencia de representantes de todos los grupos que se integran en Centro Democrático.

El Bloque Socialdemócrata cuenta con un comité ejecutivo compuesto por los señores Arias Salgado, Moya Moreno, Gamir González Seara, Sanz Pastor, García Roméu, José Vicente Cebrián, Soler Valero, López Roa, Esteve y García Pumarino. El señor Fernández Ordoñez es el presidente de la asamblea de candidatos -órgano superior del bloque- y del comité ejecutivo. Todos los cargos tienen carácter provisional, hasta la celebración de la asamblea general que tendrá lugar antes del 15 de marzo.El señor Moya Moreno dio lectura al manifiesto de constitución del Bloque en las que se explican las razones de su constitución y que pueden resumirse así:

Instauración pacífica de la democracia plena a través de un proceso constituyente viable. Promoción de la ideología socialdemócrata para garantizar su presencia en las próximas Cortes. Necesidad de una profunda transformación socioeconómica de la sociedad española, dada la injusta distribución actual de la renta, la riqueza y el poder social, y el deseo de unir en una convocatoria a todos los que acepten el ideario socialdemócrata como centro izquierda de una coalición electoral con democratacristianos y liberales.

Por otra parte, el Bloque Social emócrata reitera su presencia en la Oposición democrática y anuncia que negocia su Integración en el Centro Democrático, siempre que se acepten las condiciones propuestas.

Hasta ahora se han adherido al Bloque el grupo Causa Ciudadana, el grupo Pablo de Pablos y las agrupaciones socialdemócratas de Andalucía oriental, Asturias, Cádiz, La Coruña, Murcia-Cartagena, Vigo, y Zaragoza, más el Partido Socialdemócrata y Foral de Navarra.

No es falsa izquierda

El señor Fernández Ordóñez había puesto cierto énfasis en señalar, durante la presentación, que la socialdemocracia no quiere aparecer como una confrontación frente al socialismo y que no es una falsa izquierda.Señaló más tarde, y durante la rueda de preguntas que formularon los informadores asistentes, que el Bloque estaba negociando duramente su participación en el Centro Democrático, que se constituía como la izquierda de este centro y que si entraba en él el centro, mientras ellos estuvieran dentro, no podría presentarse como una opción de centro derecha.

Indicó también que no se trataba de un viraje a la derecha, y que el Bloque Socialdemócrata se mantendría fiel a su ideología. Explicó también que la operación de acercamiento le parecía perfectamente coherente, además de por las razones generales que había expuesto al principio, porque no veía la posibilidad de que se formase un auténtico bloque de centro izquierda.

Los señores Cabanillas, Areilza, Alvarez de Miranda y Garrigues Walker respondieron a preguntas concretas dirigidas a ellos como integrantes del Centro Democrático.

En síntesis afirmaron, en distintos momentos, que el Centro Democrático no excluía a nadie, en principio, que no tenían cálculos exactos de los posibles resultados electorales y que era muy difícil arriesgar una cifra en estos momentos, así como que se habían hecho estudios de costes para la, campaña electoral y que los gastos se cifraban en un mínimo de quinientos millones de pesetas.

El señor Fernández Ordóñez comentó en tono de broma el excesivo número de liberales que se integran en Centro Democrático y no se hicieron precisiones sobre el porcentaje que exigiría en la tarta -vamos a ver si, efectivamente, hay tarta, dijo el señor Cabanillas- ni sobre la definición -derecha, centro, izquierda- de los integrantes del Centro Democrático.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de febrero de 1977

Más información

  • La negociación con el Centro Democrático es dura