Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La duquesa de Medina Sidonia, detenida en Santander

A las nueve de la mañana del pasado domingo fueron detenidos en Mortera (Santander), Luisa Isabel Alvarez de Toledo, duquesa de Medina Sidonia; su hijo, Leoncio González de Gregorio, conde de Niebla, y su secretaria, Gloria Barrero.La orden, según ha manifestado el abogado de la duquesa, partía de la Dirección General de Seguridad. Previamente, su casa y el prado que la circunda habían sido rodeados con todo tipo de precauciones por la Guardia Civil, si bien la detención la efectuaron seis inspectores del Cuerpo General de Policía.

Estos mismos inspectores registraron toda la casa. Se daba la curiosa. circunstancia que era la primera vez que la duquesa -hace pocos meses regresada del exilio- volvía a visitar la casa que heredó de sus antepasados, los condes de Mortera.

La policía prestó igualmente gran interés en el registro del volkswagen de matricula francesa de Luisa Isabel Alvarez de Toledo. En un primer momento, parece que se sospechó la posibilidad de que el coche tuviera un doble fondo, confundiéndose quizá con la protección de los bajos que llevan todos los coches de esta marca.

La duquesa de Medina Sidonla nos ha declarado que, según ha podido informarse, esta detención se, debe a un informe dado por la policía francesa a sus colegas españoles, en el que les comunicaba que Luisa Isabel Alvarez de Toledo -que acababa de volver de Francia, donde le quedaban algunos asuntos pendientes, hace unos días- transportaba en su coche algo delictivo.

Luisa Isabel Alvarez de Toledo, que ya había protagonizado hace año y medio un oscuro incidente cuando la policía francesa le acusó de haber disparado contra un automovilista en el sur de Francia, teme que hubieran intentado introducir algún objeto delictivo en su automóvil antes de traspasar la frontera francesa.

A las tres de la madrugada del lunes, Luisa Isabel Alvarez de Toledo, junto a su secretaria, fue puesta en libertad. Horas antes su hijo ya había salido a la calle.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de febrero de 1977

Más información

  • Dieciocho horas después fue puesta en libertad