Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canyellas, González, Jaúregui y Satrústegui, primeros interlocutores de Suárez

Cuatro miembros de la comisión de los nueve -los señores Canyellas, González, Jáuregui y Satrústegui- serán los primeros interlocutores del presidente Suárez, con quien se reunirán para iniciar las negociaciones Gobierno-Oposición el próximo viernes o, como máximo, el lunes, día 10. Así se deduce del comunicado hecho público ayer, tras casi cuatro horas de reunión -con asistencia de todos los miembros de la comisión negociadora, incluido Santiago Carrillo-, y de las declaraciones subsiguientes de algunos de sus miembros.

La decisión adoptada por la comisión negociadora. reunida en el despacho de Raúl Morodo, secretario general del Partido Socialista Popular, y bajo la presidencia del profesor Tierno Galván, titular de dicho partido, fue la de que la primera comisión, integrada por los cuatro miembros citados, negocie con el presidente del Gobierno los problemas relativos a la amnistía y al reconocimiento de todos los partidos políticos. Asimismo se decidió que posteriormente otra comision negociará el proceso electoral. El texto íntegro del comunicado, hecho público hacia las 9. 15 de la noche, es el siguiente:«Reunida en el día de hoy la Comisión Negociadora con asistencia de la totalidad de sus miembros, ha acordado:

1.º Nombrar una primera comisión que negocie con el presidente del Gobierno los problemas relativos a la amnistía y al reconocimiento,de todos los partidos políticos.

2.º Han sido designados para constituir esta primera comisión los señores Canyellas, González, Jáuregui y Satrústegui.

3.º En breve plazo se designará una ulterior comisión para negociar con el presidente del Gobierno los principios políticos del proceso electoral a cuyo efecto se ha designado una ponencia técnica con objeto de que en el plazo más breve posible unifique los criterios de las fuerzas políticas representadas en la comisión.

4.º Con el mismo criterio se irá proponiendo al Gobierno próximalmente la negociación de los restantes puntos.

5.º La comisión ha visto con unánime satisfacción la decisión del Gobierno de suprimir el Tribunal de Orden Público y las competencias atribuidas a la Jurisdicción militar en materia política.»

Al término de la reunión, Santiago Carrillo declaró que su ausencia de la primera comisión no quería decir que el Partido Comunista de España renunciara a formar parte de la comis lón negociadora y otro día le tocaría a él.

Pasa a la pág. 11

Cuatro personas integrarán la comisión negociadora con el Gobierno

(Viene de la primera página)

Antes de hacer público el comunicado facilitado a la prensa, el señor Satrústegui lo leyó telefónicamente a la Presidencia del Gobierno, a fin de que no se enterara de su contenido por los periodistas.

Entre las declaraciones de los miembros de la comisión negociadora destaparon las palabras del profesor Tierno Galván, quien manifestó que la petición de amnistía total fortalece el criterio del Gobierno, por cuanto tal reivindicación no se realiza violentamente, sino por los cauces pacíficos de la comisión negociadora.

En cuanto a la presencia del PCE, el señor Tierno estimó que era una cuestión resuelta desde el principio de la reunión, y confirmó que existía constancia de la negativa del presidente del Gobierno a recibir a un comunista. Añadió que, sin embargo. vivimos un proceso muy fluído, que podrá permitir que, en las próximas -escenas, el Partido Comunista sea admitido. Aludió también a la moderación y flexibilidad del PCE.

Por su parte, el líder del Partido Socialista Obrero Español, Felipe González, declaró, entre otras cosas, que las condiciones básicas para ejercer el derecho de asociación no pueden ser establecidas, unilateralmente por el Gobierno, así como aludió a los buenos resultados del reciente congreso de su partido y a la necesidad de la unidad socialista.

La comisión negociadora de la Oposición se remitió a los sjete puntos aprobados por la cumbre reunida en Madrid el pasado 7 de noviembre. y que son los siguientes:

«1. Reconocimiento de todos los partidos políticos y organizaciones sindicales.

2. Reconocimiento, protección y garantía de las libertades políticas y sindicales.

3. Urgente disolución del aparato político del Movimiento y efectiva neutralidad política de la Administración pública.

4. La verdadera amnistía política que el país necesita.

5. Utilización equitativa de los medios de comunicación de masas propiedad del Estado y, por tanto. de la comunidad. monopolizados hoy por el Gobierno.

6. Negociación de las normas de procedimiento a que han de ajustarse ambas consultas. Control democrático de la neutralidad y libertad de las mismas a todos los niveles,

7. Reconocimiento de la necesidad de institucionalizar políticamente todos los países y regiones integrantes del Estado español y de que los órganos de control de los procesos electorales se refieran también a cada uno de sus ámbitos territoriales.»

La reunión comenzó a las cinco y veinticinco de la tarde, con la asistencia de todos los miembros de la comisión negociadora, que fueron llegando al despacho de Raúl Morodo a partir de las cinco menos cuarto. Con anterioridad se habían recibido en el local numerosas llamadas telefónicas, anónimas en su mayor parte, con amenazas por la presencia de Santiago Carrillo, y expresando su indignación por este motivo.

En las inmediaciones se habían concentrado gran número de periodistas y fotógrafos españoles y extranjeros, así Ciorno cámaras de televisión, que estaban atentos, fundamentalmente, a la llegada de Santiago Carrillo, en su primera aparición pública importante tras ser puesto en libertad.

Llegada de los nueve

El primer miembro de la comisión en llegar fue el profesor Tierno Galván, quien manifestó su confianza en que el sentido común y la flexibilidad fueran las características que imperaran en la reunión. «Espero -dijo- que se comprenda que no se están discutiendo intereses de partido, sino intereses comunes.»

También el representante socialdemócrata, Francisco Fernández Ordóñez, mostró al llegarsu confianza en que se llegaría a un acuerdo sobre el principal problema: la representación o no del PCE en el momento de acudir a la Presidencia del Gobierno,a negociar.

Por su parte, el representante de la oposición de Euzkadi. Julio Jáuregui, dijo a la entrada del lugar de la reunión que el problema número uno para su región es el de los presos políticos vascos que no han sido amnistíados, y por tanto tenía intención de tratar el tema de la amnistía total.

Santiago Carrillo llegó al despacho escoltado por tres personas, y al bajar del coche, otras cuatro personas más que estaban en las inmediaciones se acercaron rápidamente para formar todos ellos un cordón protector, que acompañó al secretario general del PCE hasta el mismo despacho, donde se iba a celebrar la reunión. El señor Carrillo declaró a los presentes que, en su opinión, el PCE no será un obstáculo dentro de la comisión negociadora, y que acudía a la reunión con el mejor espíritu, para que la comisión pueda negociar con el Gobierno.

Insultos a Carrillo

Cuando el secretario general del PCE llegaba al portal del edificio, algunas personas que se encontraban allí le increparon. Un individuo le dijo vosotros, comunistas sois los terroristas, a lo que el señor Carrillo respondió, al parecer, con una frase despectiva.

La reunión de la comisión negociadora estaba presidida por el profesor Tierno Galván, presidenté del Partido Socialista Popular, ya que se celebraba en los locales de este partido. A la derecha del profesor se sentaban, por este orden,Joaquín Satrústegui, Santiago Carrillo, Felipe González y Antón Canyellas. A la izquierda estaban Fernández Ordóñez, Valentín Paz Andrade. Jordi Pujol y Julio Jáuregui.

El representante del Equipo Democristiano y líder de Unió Democrática de Catalunya, Antón Canyellas, declaró antes de salir hacia Madrid para asistir a la reúnión, quesi la próxima semana no comienzan en serio las negociaciones Gobierno-Oposición, se planteará el abandono de la comisión. El señor Canvellas respondió esto al ser interrogado sobre su actitud en caso de que en las negociaciones no se llegase a un acuerdo respecto a las condiciones mínimas que plantea la Oposición ante la elaboración de la ley electoral.

Sobre las posibles negociaciones directas entre la oposición catalana y el Gobierno. Antón Canyellas manifestó que considera positiva y necesaria la negociación a través de la comisión de los nueve, pero que, como catalán no podía estar en contra de que Catalunya negocie directamente con el Gobierno sus aspectos específicos y propios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de enero de 1977

Más información