Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía disolvió una reunión de ANEPA

La fuerza pública disolvió ayer una reunión de la junta nacional de la asociación política ANEPA, a petición del presidente de la misma, señor Thomas de Carranza. ANEPA es una de las organizaciones integradas en Alianza Popular, y en el seno de la misma ha venido produciéndose un creciente enfrentamiento entre dos alas, autocalificadas como conservadora y liberal cuya culminación parece el incidente ocurrido ayer.

De acuerdo con las versiones distribuidas por Cifra y Europa Press, los miembros de ANEPA partidarios del señor Thomas de Carranza explicaron que al comenzar la sesión de la tarde de ayer con la lectura del orden del día -se refieren a la mencionada reunión de la junta nacional-, el conocido grupo antidemocrático se produjo tumultuariamente, haciendo imposible la sesión. (Cabe deducir que el grupo denominado antidemocrático es el que se opone al señor Thomas de Carranza)A requerimiento de agentes de la autoridad -continúan los patidarios del señor Thomas de Carranza- se disolvió la junta. El presidente considera que el grupo antes mencionado se había colocado en la ilegalidad, y que se había producido, por tanto, una definitiva escisión. Cree también que la mayoría de las provincias y miembros de la junta nacional que apoyan a la presidencia conservarán su integración en Alianza Popular, siendo favorables a la fusión en un solo partido con los restantes miembros de dicha alianza.

Por su parte, un portavoz del ala liberal -opuesta al presidente- ha explicado a Cifra que al comenzar la reunión de ayer, y dada la existencia dedos contradictorias órdenes del día, se produjeron algunos incidentes entre los señores Thomas de Carranza y Stampa que llegaron a la acción personal (Stampa, presidente de honor de ANEPA, fue la persona bajo cuyo mandato se legalizó ANEPA como asociación política, al amparo del estatuto del 74).

Parte de la junta -prosiguió el portavoz- prorrumpió en continuos gritos de fuera, fuera, dirigidos al señor Thomas de Carranza, sin que pudiese seguirse ninguna de las órdenes del día. En el curso de la reunión, convocada por el señor Thomas de Carranza, hizo acto de presencia la policía gubernativa, la cual comunicó que, a petición de dicho señor, se suspendía la junta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de diciembre de 1976