Los béticos, en racha goleadora

Luis decidirá la alineación que presente esta tarde el Atlético en el Benito Villamarín poco antes de que de comienzo el encuentro. Descartado Leivinha, que no viajó a Sevilla, y recuperado Capón, que se alineará en el once titular, el técnico rojiblanco sólo espera que Panadero Díaz pueda lucir el número tres en su camiseta. En caso de que el lateral no lo pudiera hacer, el equipo que se enfrentase al Betis sería el integrado por: Reina, Marcelino, Eusebio, Pereira, Capón; Alberto, Heredia, Leal; Aguilar, Rubén Cano y Ayala. En el banquillo estarán Pacheco, Marcelino o Panadero Díaz, Robi y Benegas.Por su parte, Iriondo, entrenador del Betis, también habrá de despejar en los prolegómenos del partido su única incógnita a la hora de confeccionar la alineación del equipo: dar entrada en el mismo a García Soriano o a Megido, que aún sufre las consecuencias de una afección gripal. El resto del once inicial lo compondrán- Campos; Bizcocho, Sabaté, Biosca, Cobo; López, Muhren, Cardeñosa; Megido o García Soriano, Ladinszky y Anzarda. El ex entrenador del Athletic tiene, no obstante, puesta su mira en la recuperación de Alabanda, un centrocampista puntual en el cuadro verdiblanco de la última campaña y que ahora no tiene sitio en el equipo dadas las buenas condiciones de juego y forma que exhiben el trío de centrocampistas formado por López, Muhren y Cardeñosa. En cualquier caso, Alabanda se sentará en el banquillo en compañía de Esnaola y Lobato.

En Sevilla ha despertado gran expectación el encuentro por dos razones fundamentales: el cuadro visitantes es el líder de la Liga y el Betis ha conseguido quince goles en los últimos cuatro partidos

El Atlético de Madrid llega a Sevilla con la vitola del equipo capaz, de golear en cualquier campo, pletórico de energías y en posesión de un juego del que cabe esperar todo con real desconfianza. Los verdiblancos no ignoran que el Atlético no ha variado para nada un sistema de juego en el que predomina el contraataque. Un arma que le ha dado sus frutos en muchos campos. Los aficionados del Benito Villamarín no olvidan los, cuatro goles que hizo encajar al Español en Sarriá y la victoria que consiguió el once de Luis en la ciudad yugoslava de Split.

El contrapeso de esa expectación lo ofrece el Betis de Iriondo. La delantera ve puerta. Anzarda, en tres encuentros, logró marcar seis goles. El ex madridista es la pieza clave en el sistema ofensivo de que disponen los verdiblancos. Aunque los resultados obtenidos fuera de casa dejen mucho que desear, para los seguidores béticos la ausencia de Leivinha en el equipo rival es un margen concedido a la esperanza, la racha goleadora de su equipo, una garantía de seguridad.

La plantilla bética no se entrenó el viernes ni ayer en el Benito Villamarín. Las lluvias caídas sobre Sevilla aconsejaron que se tomase esa medida. Nadie quiere, ni por lo más remoto, que se dispute un encuentro en las condiciones en que se jugó el Celta-Real Madrid del pasado domingo. Además, el Betis, en un, terreno embarrado, no podría sacar a relucir sus mejores dotes futbolísticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de noviembre de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50