Andorra cierra la expedición de cartas de residencia transitoriamente

«De una forma provisional y transitoria se ha tomado la medida de no admitir, de momento, nuevas solicitudes de cartas de residencia en el Principado de Andorra», ha manifestado a Logos el Veguer Episcopal, Francisco Badía. La medida se ha tomado para evitar el aumento excesivo de población, ya que, de seguir el ritmo de peticiones formuladas en los últimos meses, se afincarían en Andorra 3.000 personas anualmente, cifra desproporcionada para un país cuya población total no llega a los 30.000 habitantes.

A la medida ha contribuido también la aparición de los primeros síntomas de barraquismo y la explotación de personas desamparadas por algunos empresarios desaprensivos, así como el deseo de aclarar la situación de ciertas gentes de conducta irregular y presencia no deseable que últimamente han llegado al país, continuó el señor Badía, quien añadió que será el Consejo General quien decida la política inmigratoria en último instante.

En todo caso, según finalizó el señor Badía, se han mantenido especiales preferencias para la gente de países vecinos, Francia y España, y se continuarán dando las autorizaciones temporales de seis meses para trabajadores de temporada.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS