Tras la reunión de ayer, se consolida la formación de la gran alianza de derechas

Ayer se celebró la anunciada reunión entre los líderes de la gran derecha franquista para ultimar los detalles del acuerdo de creación de una alianza que englobe a las fuerzas más representativas del régimen de estos últimos cuarenta años.

Un verdadero muro de silencio se levantó en torno a esta cumbre cuyos participantes se negaron a hacer ningún tipo de declaración en torno a la misma, anunciando, exclusivamente, que hoy se dará a conocer posiblemente un comunicado en el que se detallarán los objetivos que persigue la alianza y los puntos sobre los que se basa el acuerdo de creación de la coalición.

En círculos políticos próximos a estos grupos se nos informó que efectivamente la reunión se había celebrado ayer en un lugar que no se quiso revelar y que en ella participaron los siguientes ex ministros: Manuel Fraga (Reforma Democrática), Cruz Martínez Esteruelas (Unión del Pueblo Español), Federico Silva (Unión Democrática Española), Gonzalo Fernández de la Mora (Unión Nacional Española), Laureano López Rodó (Grupo Regionalista) y Gregorio López Bravo (a título independiente). Logos informa que también estuvieron presentes miembros de ANEPA, en su rama liberal y grupos independientes, representados por el también ex-ministro Alejandro Fernández-Sordo.

EL PAÍS intentó obtener alguna declaración de todos y cada uno de los asistentes, pero no fue posible dada la unánime negativa de los interesados a facilitar información, al parecer debido a un acuerdo entre ellos en virtud del cual no se facilitaría ninguna noticia a la prensa unilateralmente hasta que no se haga público el comunicado.

No obstante, la agencia, Logos citando fuentes próximas, informa que durante estos últimos días las personalidades antes citadas han venido trabajando sobre dos documentos: uno de seis puntos, elaborado por la Unión del Pueblo Español (Cruz Martínez Esteruelas) y apoyado por los señores Fernández de la Mora y López Rodó. La incorporación de los señores Silva Muñoz y Fraga al grupo, tomando este último la iniciativa de la alianza, forzó que este documento fuera ampliado hasta 10 puntos.

Una de las cuestiones de base planteadas por la Unión del Pueblo Español (UDPE) la impugnación de que el Rey tenga opción a convocar un referéndum, circunstancia que afecta sustancialmente a la representatividad del pueblo. La UDPE aboga por que el referéndum sea promovido de forma automática.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Este documento de 10 puntos fue estudiado en sus detalles en la reunión de ayer y se hará público próximamente como manifiesto al pueblo español al tiempo que se anunciará la creación de esta alianza.

En relación a esta operación ya han surgido algunas divergencias entre los grupos que la forman. Por parte de Reforma Democrática que preside Manuel Fraga no es descartable que, dado el giro hacia la derecha que implica la intervención de este grupo en la alianza, algunos de los sectores más liberales del mismo, en especial los catalanes y baleares, se separen del grupo.

De igual modo en Unión Democrática Española se vislumbran también diferencias y la comisión política de la misma ha subrayado que la participación de su presidente, Federico Silva, en la operación es a titulo puramente personal y que la asociación no se considera comprometida como tal en la alianza. Es de destacar que en el seno de UDE se están produciendo dos posturas encontradas: la de Federico Silva que apoya la integración de la asociación en un bloque de derecha franquista y la del vicepresidente Osorio que ha promovido la alianza con otros grupos democristianos de centro-derecha.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS