Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Aduaneros celosos

Como recientemente TVE nos dio un amplio reportaje sobre Andorra y sus bellezas, y en aquellos días fui con mi familia a pasar allí unos días, quisiera contarle el caso tan desagradable que nos ocurrió en la aduana de Seo de Urgel.Resulta, que volvíamos el día 7 de agosto y, sobre la una, pasábamos la aduana; nos hicieron el consabido registro de maletas, todo normal, pero he aquí que el guardia civil se da cuenta que llevaba el coche instalado un radio-cassete, nos pide la factura y, al no llevarla, dice categóricamente: «Este aparato se lo han puesto en Andorra». Pasamos a una sala, donde había un aduanero, que trataba a todas las personas que tenían ese o parecido problema como si fueran unos peligrosos contrabandistas; todo eran malos modos y hasta voces. Nos hicieron desmontar el aparato y dejarlo allí; mientras tanto, nos recogieron las llaves del coche y se las puso el aduanero encima de su mesa. Nosotros estábamos dispuestos a pagar, como si lo hubiésemos comprado en Andorra, por no desmontarlo, pero como ya le digo, ni nos escuchó.

Yo sé que el desconocimiento de las leyes no libra de su cumplimiento, pero lo que me irrita de este asunto es que por estas pequeñas. cosas sean tan celosos y groseros con el público, y luego leemos a diario lo de la fuga dé capitales. ¿Por qué ese celo y esa energía no la emplean en esos casos .y no pararse con un interés fuera. de límite en estas pequeñeces?

El motivo de dirigirme a su periódicó es por si lo cree de interés lo que le digo y evitar esos abusos en las formas de unos empleados que cumplen, o deben cumplir, un servicio público.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS