Almeria: joven muerto de un disparo cuando realizaba una "pintada"

Francisco Javier Verdejo Lucas, de diecinueve años, estudiante, resultó muerto al filo de la madrugada a disparos de la Guardia Civil, cuando realizaba una «pintada» en las proximidades de la playa almeriense, junto con otros tres jóvenes que no han podido ser identiricados.

Francisco Javier Verdejo se encontraba hacia las doce de la noche en la zona del balneario de San Miguel iniciando unas «pintadas», lo acompañaban tres jóvenes. Había escrito «PAR» con un spray, y su intención era, probablemente, realizar una incripción del Partido del Trabajo de España, pues se ha confirmado que era miembro de la Joven Guardia Roja.Una pareja de la Guardia Civil del puesto de Zapillo, de vigilancia fiscal -anticontrabado-, observó al joven. Uno de los guardias se colocó tras él, en tanto que el otro cerraba la salida de la calle; al notar la luz de una linterna, el joven hechó a correr en dirección a la playa; le fue dado el alto y, seguidamente, recibió un disparo. La bala, al parecer, entró por la parte delantera de la garganta y salió por la parte posterior. Según la versión oficial, dada a conocer en Almería, el guardia civil que lo perseguía se cayó, y como consecuencia de la caída se le disparó el arma. Los tres compañeros de F. J. Verdejo huyeron en los primeros momentos, sin que hasta ahora hallan podido ser identificados.

El estudiante muerte cuyo cadáver fue levantado por un juez militar, era alumno del primer curso de Biología de la Facultad de Ciencias de Granada. Era miembro de la comisión gestora de la Asociación Democrática de la Juventud de Granada.

Sus amigos lo describen como un muchacho serio y muy culto. Hace unos meses había sido detenido en Granada cuando colocaba carteles en el polígono de Cartuja. Esta detención hizo difíciles las relaciones del joven estudiante con su familia de Almería, ciudad de donde era natural. Al parecer, su padre le amenazó con expulsarlo del hogar familiar. El señor Verdejo Vivas, padre del joven, es actualmente presidente del Colegio de Farmacéuticos de Almería y ha sido alcalde de la capital hace ocho años. Se trata, pues, de una familia muy conocida en la ciudad.

Entierro

En la iglesia de San Pedro, abarrotada de público, se celebró una misa de «corpore insepulto». En ella no hubo homilía. El sacerdo ley obrero Alfonso Solá intentó hablar, impidiéndoselo, el sacerdote oficiante.En la calle, alrededor de 2.000 personas impidieron que el féretro fuera introducido en el coche funerario y lo llevaron a hombros gran parte del trayecto hasta el cementerio distante cuatro kilómetros. Por el trayecto se gritaban consignas como: «Javier, hermano, nosotros no olvidamos», «vosotros, fascistas, sois los terroristas» y «paz, trabajo y libertad», entre otras. La policía, a petición de la familia del fallecido, impidió la entrada del público en el cementerio, fuera del cual hablaron varias personas de grupos políticos.Coordinación Democrática de Almería, el Partido del Trabajo de España en Almería, la Joven Guardia Roja y la Asociación Democrática de la Juventud en Granada han dado a conocer comunicados condenando los hechos, así, como la Coordinadora de Entidades Ju veniles de Madrid

Nota oficial

La secretaría particular del gobernador civil de Almería facilitó a mediodía de ayer la siguiente nota:«Sobre las veinticuatro horas del día 13, cuando una pareja de la Guardia Civil de vigilancia fiscal nocturna prestaba su servicio en las inmediaciones de la playa, a la altura del balneario San Miguel, observó la presencia de cuatro individuos que en actitud sospechosa merodeaban por aquel lugar. Al acercarse a los mismos, con el objeto de identificarlos, se dieron a la fuga, saliendo en su persecución la pareja, a uno de cuyos números, al correr detrás del que había huido en dirección a la playa y tropezar, se le disparó el arma, alcanzando el proyectil al que resultó ser el joven Francisco Javier Verdejo Lucas, de diecinueve años, natural y vecino de esta ciudad, quien resultó muerto. El resto de los huidos aún no han sido localizados ni identificados. Instruye, diligencias el juzgado militar»

Funeral en Madrid

Un funeral por su compañero muerto Francisco Javier Verdejo, se propone celebrar la Asociación Democrática de la Juventud. El funeral tendrá lugar en Madrid en fecha aún no determinada, para lo cuál los organizadores han entrado en contacto con el obispo auxiliar monseñor Iníesta. La ADJ, asociación acogida a la ley de 1914 aún no reconocida está de luto, hasta el miércoles próximo, de modo que todos sus miembros llevarán brazaletes negros. Al mismo tiempo, la ADJ ha declarado que formará un comité investigador para tratar de esclarecer al máximo los hechos que han costado la vida a Francisco Javier Verdejo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 14 de agosto de 1976.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50