Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Perspectivas desfavorables para la temporada turística

La falta de promoción publicitaria de algunas playas, la carencia de diversiones nocturnas y, fundamentalmente, las motivaciones políticas y económicas y las circunstancias por las que atraviesa Europa occidental son, según un informe elaborado por Pyresa, las causas principales de la recesión en la afluencia de visitantes extranjeros con la que actualmente se enfrenta el sector turístico español.Dentro de la crisis general, que se observa en todas las provincias españolas, las islas Baleares, Alicante, Murcia, Málaga, Tarragona y Castellón son las más afectadas. Concretamente en Palma de Mallorca, Ibiza y Menorca se calcula que en estos momentos más de 40.000 plazas hoteleras se encuentran vacías y cerca de 80.000 en los llamados apartamentos turísticos. Dentro de este contexto, los hoteles de cinco estrellas son los más afectados, pues los índices de ocupación no llegan ni al 40 por 100. Podría decirse que se trata de una crisis sin precedentes. Por primera vez en los últimos veinte años las agencias de viajes disponen de un número considerable de plazas libres en plena temporada alta. Algo similar, aunque en proporciones menos alarmantes, está ocurriendo en Málaga, pues se prevé para el mes de agosto un descenso del 30 por 100 en la ocupación de hoteles con relación al mismo mes del pasado año.

Por último, en Murcia, los vuelos charter organizados para esta ciudad se han visto reducidos al mínimo, esperándose anulaciones para septiembre. En Tarragona, la afluencia turística ha descendido un 20 por 100, y otro tanto ocurre en la Costa de Azahar, cuya campaña turística se está desarrollando a unos niveles muy inferiores a lo que se esperaba.

En Galicia, por el contrario, la temporada se presenta con un índice más favorable. El Año Santo Compostelano, los torneos futbolísticos previstos, los festivales organizados por el Ministerio de Información y Turismo, los numerosos congresos nacionales y regionales que se celebrarán y la propaganda realizada a través de los medios informativos son las principales razones de esta evolución positiva. Es de señalar que el número de turistas extranjeros es muy reducido, y son los visitantes nacionales los que salvarán a las cuatro provincias gallegas de la crisis turística.

Por su parte, Santander ha colocado los carteles de «no hay plazas», no sólo en la capital, sino también en los distintos centros de atracción turística de la provincia, como son Santillana del Mar, Laredo, Castro Urdiales y la zona inmediata de los Picos de Europa. Su capacidad hotelera es de más de veinte mil plazas.

En cuanto al origen de los visitantes, la mayoría proceden de Alemania y Portugal, habiéndose notado una baja considerable en los ingleses, franceses y holandeses. En general, el predominio corresponde a los españoles, especialmente a los de la meseta castellana (madrileños sobre todo) y catalanes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 1976

Más información

  • Sólo el turismo nacional anima el panorama