Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ex colonias europeas, contra las trabas de "los nueve" a sus productos

Los 46 países de Africa, Caribe y el Pacífico (ACP) vinculados a la Comunidad Económica Europea han expresado su desacuerdo sobre el régimen de acceso que la CEE impone a sus exportaciones de azúcar y carne bovina.Los ACP, en su mayor parte antiguas colonias británicas y francesas, firmaron, en febrero de 1975, con los Nueve la Convención de Lomé, que les asegura ayuda financiera y un régimen especial de acceso para sus productos. Los comunitarios consideran este acuerdo como un modelo de cooperación con los países en vías de desarrollo.

Durante el pasado Consejo Ministerial CEE-ACP, en Bruselas, las antiguas colonias han expresado su disconformidad respecto a los precios establecidos por la CEE para adquirir 1,22 millones de toneladas de azúcar. Los Nueve se habían comprometido a comprar anualmente esa cantidad a un precio determinado, con el que los países ACP no están de acuerdo por considerarlo excesivamente bajo. Cuando la Asamblea Consultiva CEE-ACP tuvo lugar a principios de junio en Bruselas, ya se planteó el problema del azúcar. Algunos miembros del Parlamento Europeo estimaron que la Comunidad debería mostrarse más flexible: incluso si la CEE pagaba a los ACP el precio que ellos pedían, el incremento respecto al año anterior sería apenas superior al acordado a los productores comunitarios.

En lo referente a la carne bovina, la CEE y los ACP tienen un acuerdo provisional, que no garantiza la estabilidad de las exportaciones ni permite una planificación a las economías de esos países. La CEE, que cuenta con excedentes de carne, aplica medidas de salvaguardia muy estrictas para las exportaciones procedentes de países terceros, medidas que perjudican sobre todo a los países latinoamericanos.

También en la asamblea consultiva CEE-ACP se puso de manifiesto que sería necesario prever un sistema de derogaciones permanentes para aquellos paises ACP que dependen exclusivamente de sus exportaciones de carne bovina. Este sistema sustituiría a los acuerdos actuales que son de corta duración (seis meses, renovables).

La CEE ha establecido un contingente global de azúcar para sus antiguas colonias de 27.532 toneladas y unos impuestos a la importación que los ACP consideran excesivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de julio de 1976

Más información

  • La Convención de Lomé se resquebraja