Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El "obispo" Clemente pierde la vista en un accidente de coche

San Sebastián

Como consecuencia del accidente de tráfico sufrido ayer en la autopista Bilbao-Behobia, el obispo del Palmar de Troya, Clemente Domínguez, ha quedado ciego.

Tras el accidente, fue internado en la clínica Nuestra Señora de Aránzazu, en San Sebastián, donde le fue practicada, una enucleación bilateral y le fueron extirpados los dos ojos, por lo que ha quedado sin visión. Tras la intervención quirúrgica fue trasladado a la unidad de cuidados intensivos del citado centro sanitario.

El obispo Clemente, junto con otros compañeros de la denominada orden de los Carmelitas de la Santa Faz, procedían de Francia y se dirigían a Sevilla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de mayo de 1976