Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El IRA, dispuesto al terrorismo total

La serie de cartas explosivas desactivadas ayer por la policía en Londres puede ser el comienzo de una nueva campaña terrorista de mayores dimensiones, que tendría su origen en el Ulster y que se extendería a Inglaterra muy pronto, dijo un portavoz de Scotland Yard. Los destinatarios de las cartas de ayer, que venían de Irlanda del Norte, eran el juez que condenó a cadena perpetua a dos hermanas terroristas del IRA y dos funcionarios del Ministerio del InteriorLa última vez que hubo en Inglaterra una campaña de este tipo fue en el otoño de 1973. Después, los atentados preparados por organizaciones terroristas tuvieron otra forma. El último de ellos se produjo hace sólo tres meses, en una sala de exposiciones de Londres. Murió una mujer y más de ochenta personas resultaron heridas. Se dijo entonces que la bomba que causó la explosión la puso el IRA; ahora se culpa también al Ejército Republicano Irlandés de los atentados postales. Los detalles indican que, en efecto, el IRA es el responsable de los fallidos intentos de ayer. El pasado domingo, un alto jefe de la organización católica advirtió al público inglés, desde un periódico londinense, que, llegó el momento de copiar tácticas argelinas. Durante el último período de la lucha de la liberación de Argelia, los grupos nacionalistas comenzaron a actuar en Francia.

El IRA, que anunció un «verano caliente» en el Ulster, pudo comentar ayer su penetración en territorio inglés.

Mientras ocurre esto, los unionistas del reverendo Paisley comenzaron ayer su actividad de «vigilantes» del Ulster. Más de 20.000 protestantes voluntarios estarán en distintos lugares de la provincia sin armas, por el momento, para evitar las posibles acciones del IRA. «En cuestión de horas -dijo Paisley el otro día-, al anunciar la formación de este nuevo ejército ilegal, el mundo sabrá que los unionistas estamos dispuestos no sólo a defendernos a nosotros mismos, sino a salvar a la provincia y a restaurar la paz, el orden y la democracia.» El Gobierno de Londres acusó frecuentemente a Paisley de ser uno de los principales culpables de que no se llegue en el Ulster a ninguna forma de acuerdo que acabe con la violencia y con el descontento de los católicos por la larga dominación protestante de la provincia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de mayo de 1976

Más información

  • Londres: la policía desactiva cartas explosivas