Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Contra el cierre del aeropuerto sevillano

La Diputación de Sevilla ha acordado solicitar que se lleven a cabo las obras necesarias de reparación en el aeropuerto de San Pablo, sin necesidad de que se cierre al tráfico aéreo.El aeropuerto sevillano cuenta en la actualidad con dos pistas, una de 1.950 metros de longitud y 50 de anchura y otra de 3.350 metros de largo por 140 de ancho. Esta última ha sufrido un serio deterioro en las losas de hormigón, con 25 centímetros de espesor de que está construida. Para proceder a su arreglo la subsecretaría de Aviación Civil apuntó tres soluciones:

a) Empezar los trabajos sin interrumpir el tráfico aéreo, lo que junto a los riesgos que supondría, prolongaría las obras y aumentaría los gastos considerablemente.

b) Cerrar totalmente el aeropuerto, con lo que el plazo de terminación de las obras se acortaría, pero la ciudad quedaría privada temporalmente de este medio de transporte.

c) Trasladar provisionalmente los servicios del aeropuerto a la base militar de Morón.

La moción aprobada ahora por la Diputación sevillana, a propuesta de su presidente señor Borrero Hortal, insistió en que se lleven a cabo las obras de reparación necesarias sin cerrar el aeropuerto de San Pablo, ni trasladar los servicios a Morón -a unos 50 kilómetros de Sevilla-, ya que cualquiera de las dos soluciones perjudicaría gravemente los intereses de los usuarios.

La moción señala algunos datos reveladores del aumento de tráfico en el aeropuerto, así en 1967 fueron 239.120 pasajeros los que pasaron por el aeropuerto, mientras que en 1975 fueron 755.233, y de 12.635 aviones en aquel año, se pasó a 17.750 en el último añó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de mayo de 1976