Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Durán, todo un eiemplo

José Durán es un boxeador realmente singular. Ha conquistado ya todos los títulos a los que un púgil puede acceder y su trayectoria humana, más importante en él que la puramente deportiva, ha ,sido siempre la misma. Pocos deportistas hay en el mundo que hayan sabido aceptar las glorias con tanta humildad. No hay probablemente en el mundo un solo profesional del boxeo que haya sabido mantener una línea tan rectilfinea en su conducta.El nuevo campeón del mundo ha sido un deportista responsable al máximo. Su vida la ha repartido entre el gimnasio y su familia y su propia esposa ha sido testigo de sus mayores alegrías y de sus mayores decepciones. Detrás de Durán también ha habido una mujer: la suya, que ha sido quien le ha ayudado a templar los ánimos en los instantes anteriores a la pelea y después de ella.

El triunfo de Durán ha sido claro, rotundo y contra la .adversidad que suponía pelear en terreno contrario y con un juez que ha consentido toda una serrie de irregularidades al ex campeón; impropias de una pelea con el título mundialen juego.

El boxeo suicida de Wajima ha sido un largo calvario para quien sólo conoce los más nobles aspectos del pugilismo. Durán, que ha recibido más golpes en el estómago de la cabeza de Wajima que de los puños, ha sabido estar en su sitio. Ha ,ganado gracias a su estado físico.Duránque no ha dilapidado, sus fuerzas al estilo habitual de sus compañeros ,de oficio, se ha encontrado entero pata aprovechar su última oportunidad. El nuevo campeón, que no ha dejado de ser un hombre modesto, podrá retirarse con la conciencia tranquila. Ha asegurado el futuro a los suyos, ha demostrado palpablemente cuál debe ser el comportamiento de un deportista y dejará estela de buen hacer profesional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de mayo de 1976