Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Película del combate

Primer asalto: Impresiona desde los primeros instantes la agresividad de Wajima, que persigue a Durán sin dar cuartel. Hay un momento en que alcanza al español con una derecha tremenda, que Durán encaja bien. Poco después hay un traspiés del español, pero más por un error de equilibrio que por un nuevo golpe de su rival.

Segundo asalto: Comienza con la misma tónica, pero Durán, esta vez, no se deja alcanzar en ningún momento. Wajima aumenta su agresividad y se lanza, a fondo a la búsqueda del español, aunque muy desordenadamente. Pasados los dos minutos, Durán encuentra el momento de cazar al japonés con una contra de derecha muy corta. El impacto es claro y Wajima cae al suelo. Se levanta rápidamente, pero se le nota vacilante sobre los pies. Le sangra la nariz. El árbitro le aplica la cuenta de protección. Se reanuda. el reanuda el combate con el japonés en malas condiciones. Se abraza varías veces a Durán para no caer. Al final., el gong le permite un respiro.

Tercer asalto: Wajima sigue infatigable con su ataqué, pero es evidente que aún acusa los efectos del golpe, porque sus manotazos son muy imprecisos. Durán le contiene y contesta con algunos golpes. Cada vez agacha más la cabeza el japonés.

Cuarto asalto: Sigue la misma tónica. 'Wajima agarrados golpes muy claros, pero sin potencia, sin duda también porque aún acusa el que recibió en el segundo. Durán pasa ciertos apuros, pero se desenvuelve con seguridad.

Quinto asalto: Da la impresión de que Wajima comienza a fatigarse. Durán, muy suelto, se crece y golpea varias veces con ambas manos. Un par de veces conecta preciosos «uno-dos». Wajima baja la cabeza y embiste más que atacar.

Sexto asalto: Wajima, más suicida cada vez, sigue lanzándose a la, carrera y con la cabeza muy baja hacia Durán. El español es amonestado por un golpe en la nuca, pienso que no intencionado. Una buena derecha alcanza, más tarde al japonés, que tiene que abrazarse a la, cintura del español para no caer. No es contado. Termina el asalto como puede.

Séptimo asalto: Sorprendentemente, Wajima parece repuesto de su fatiga y de los golpes recibidos. ,,Es que es de goma este hombre? Su agresividad es enorme en este asalto pero, tina vez más, Durán sabe escapar sin castigo.

Octavo asalto: Es casi el último en el que las fuerzas le responden al japonés. A mitad del asalto se le ve prácticamente agotado. En ocasiones parece que se va a quedar dormido dando golpes.

Noveno asalto: Wajima, muy cansado, busca a Durán para abrazarse a él y.no caer de puro agotamiento. Durán golpea bien siempre que puede.

Décimo asalto: Igual que el noveno. Durán cada vez más seguro de si mismo, boxea tranquilo.

Undécimo asalto: Al japonés sólo le mantiene en pie su coraje. En ese sentido ha manifestado ser un fuera,de serie. Durán toma cada vez ,más iniciativas y coloca golpes.

Duodécimo asalto: Durán cómienza a mostrarse cansado, pero se sobrepone. Busca golpes que derriben a su contrario de una vez por todas. A estas alturas del combate había acumulado ventaja a los puntos suficiente, pero sin duda desconfiaba del veredicto final.

Decimotercer asalto: Una derecha larga, sin mucha fuerza, da con Wajima en el suelo. Nueva cuenta de protección. Se rehace y consigue terminar el asalto a duras penas.

Decimocuarto asalto: Durán busca el golpe definitivo. Espera las desordenadísimas embestidas de su contrario y al fin consigue un golpe perfecto. Una derecha corta, a la contra. Wajima cae como una bayeta lanzada desde un quinto piso. No hay posibilidades para él. Gasta sus últimas fuerzas en tratar de ponerse en pie. Cuando finaliza la cuenta, está de, rodillas aún y tiene que ser trasladado al ríng por sus segundos. .-Después de.ser atendido durante un buen rato, es llevado en volandas a los vestuarios., Durán, proclamado campeón del mundo, versión WBA, es abrazado por sus segundos. y acompanantes, entre los que figuraba su esposa.

En resumen, una victoria merecida para un boxeador digno de ser campeón del mundo por sus cono cimientos técnicos, por sus recur sos, por su capacidad de, sufri miento y por su excelente prepara ción, clave en una pelea corno ésta.

Probable retirada de Wajima

Al término del combate, el, manager de Koichi Wajima ma.nifestó que sería conveniente para su pupilo abandonar el boxeo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de mayo de 1976