_
_
_
_
Inglaterra ING
1
Kane 53' (p)
Francia FRA
2
Aurelien Tchouameni 16', Giroud 77'
Finalizado

Mbappé quiere ser más que Pelé

El delantero bate récords del rey brasileño mientras lidera a Francia hoy ante Inglaterra

Mbappe Mundial Qatar
Kylian Mbappe durante una jugada contra Zielinski en el partido entre Francia y Polonia en el estadio Al Thumama el pasado domingo.Buda Mendes (Getty Images)
Diego Torres

“No hay motivos para el estrés, solo para la alegría y el placer”, dijo Didier Deschamps. El seleccionador francés mostró su sonrisa llena de dientes cuando ayer le preguntaron si pensaba que Kylian Mbappé sucumbiría a la celada que le tendería Inglaterra en el duelo de cuartos de final de la Copa del Mundo, hoy en Jor (20.00, Gol Mundial). “Kylian siempre será Kylian, capaz de ser resolutivo en cualquier momento”, advirtió el técnico, seguro como quien se guarda una carta ganadora.

Después de conquistar el Mundial de Rusia con 19 años, Mbappé se dispone a retener el título en Qatar con 23. “Es mi obsesión”, dice el delantero del PSG. Su objetivo no tiene precedentes. Quiere superar a Pelé, el único jugador que ha sido capaz de ser decisivo en una Copa del Mundo con menos de 20 años y de retener el título en su edición sucesiva. El mito brasileño levantó el título en 1958 y repitió en 1962. Mbappé quiere superarlo en la dimensión cuantitativa: Pelé no fue el líder de Brasil en ninguno de los dos torneos. Solo pudo completar dos partidos en 1962, antes de que una lesión traspasara todo el peso del ataque a su compañero Garrincha.

Mbappé fue apenas un escolta de Pogba y Griezmann en la marcha triunfal de 2018. En la Eurocopa de 2021 se repartió la responsabilidad del ataque con Benzema, el inminente Balón de Oro. Ahora su figura no encuentra parangón en la plantilla. El momento es de una gravedad desconocida en su carrera. El partido contra Inglaterra le sitúa como la referencia indiscutible del ataque de Francia ante el primer cruce eliminatorio contra un campeón mundial en un gran torneo. El nivel de la oposición no puede ser mayor. “No le pondré una alfombra roja”, avisó Kyle Walker, el poderoso lateral derecho del Manchester City, cuando le preguntaron cómo visualizaba su mano a mano; “esto es a vida o muerte”.

Mbappé y sus asesores mercantiles son conscientes del valor que conlleva su contraste con la leyenda. Como si una imagen potenciara a la otra, el francés le dedica mensajes en las redes sociales, refiriéndose a él como “el Rey”. Según fuentes del entorno de Mbappé, los propietarios cataríes del PSG fomentan este intercambio con comisiones millonarias y la constante promoción mediática de cada avance estadístico que se produce. Pelé contabilizaba 15 goles en 12 partidos oficiales con su selección a la edad de Mbappé. El delantero de Francia suma 25 goles en 25 partidos. Va disparado. Contra Polonia anotó su noveno tanto en la Copa del Mundo y se convirtió en el primer futbolista menor de 24 años en conseguir esa cifra, solo por delante del brasileño, que con 23 sumó siete tantos en los Mundiales. El nuevo listón fue objeto de una felicitación de Pelé, que le dedicó un mensaje en Twitter: “Estoy feliz de verte batir otro de mis récords en los Mundiales, amigo mío”.

“Messi y Cristiano no habían metido tantos goles a su edad”, observa Guy Stéphan, el ayudante de campo de Deschamps, que al alejarlo del área para que actúe como extremo alienta la faceta artística que no puede desarrollar como nueve puro. “Kylian es un fuera de serie que se siente bien expresándose como lo hace ahora en el campo, creando, inventando. Evoluciona en el eje izquierdo pero le gusta cambiar de carriles. Tiene una explosividad, un golpeo, unos recursos que hacen que a la hora de formar las alineaciones aceptemos un desequilibrio táctico de partida. Nos compensa restar un centrocampista puro para jugar con más atacantes. Así Kylian marca la diferencia mejor”, expresa el técnico.

Pelé y Mbappé, durante un acto en París el año 2019.
Pelé y Mbappé, durante un acto en París el año 2019.FRANCK FIFE (AFP)

“Repartir amenazas”

Stéphan hizo referencia a la introducción de Griezmann en el mediocampo para añadir un elemento desequilibrante imprevisible que obligue a los rivales a no concentrar su presión sobre Mbappé. “Imagino que Inglaterra tomará medidas para frenarlo, como hicieron Polonia, Dinamarca y Australia”, reconoció Deschamps. “Eso no impidió a Kylian marcar la diferencia porque fuimos capaces de repartir las amenazas con otros atacantes, y así los rivales no se preocuparon solo de él”.

Sin Benzema como referencia en punta, Francia gira alrededor de Giroud, un nueve pivote, como le llama Stéphan. “Entre Giroud y Kylian hay buena complicidad”, señala el técnico. “Él ya ha dicho muchas veces que le encanta jugar con un nueve pivote delante. Su entendimiento con Dembélé y Griezmann también crece cada día. El ambiente es brillante”.

Mbappé, como Pelé, fue el benjamín del grupo en su primer Mundial. Ahora es uno más en un grupo rejuvenecido. “Si comparas las dos plantillas”, observa el capitán, Hugo Lloris, “esta selección inglesa tiene más veteranos de 2018 que nosotros. Inglaterra alcanzó las semifinales en 2018 y tres años más tarde la final de la Euro. Su progreso es evidente. En nuestro lado hay muchos cambios. Se incorpora una nueva generación. Pero estamos preparados para la batalla”.

Francia-Inglaterra en el desierto de Jor. El escenario en el que Mbappé quiere ser más que Pelé.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre el Mundial de Qatar

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Diego Torres
Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_