Abel Caballero: “En la convocatoria de Luis Enrique me faltan Aspas y Brais Méndez”

El alcalde de Vigo confiesa que incluye los partidos del Celta en su agenda política: “Es por lo único que dejo de hacer lo que sea”

Abel Caballero, en su despacho en Vigo.
Abel Caballero, en su despacho en Vigo.Óscar Corral

Abel Caballero, natural de Ponteareas (Pontevedra), de 76 años, y alcalde de Vigo desde 2007 con el PSOE, vive en una navidad permanente y hace unos días prendió 11 millones de luces Led. Muy futbolero, echa en falta cuota gallega en la selección de España.

Pregunta. ¿Cuáles son sus selecciones favoritas este Mundial?

Respuesta. España e Inglaterra.

P. Saque al seleccionador que todos llevamos dentro. ¿A quién echa de menos?

R. Me faltan en esta convocatoria Iago Aspas y Brais Méndez.

P. ¿Alguna vez pidió un autógrafo?

R. No, nunca fui muy de autógrafos.

P. ¿De quién le hubiera gustado tenerlo?

R. Más que un autógrafo, me hubiese encantado poder tomar un café con Nelson Mandela y con Barack Obama.

P. ¿Messi o Maradona?

R. Iago Aspas (Risas).

P. Tres cosas que sepa de Qatar.

R. Sé que los derechos humanos no se respetan en absoluto. Que están realizando una acción publicitaria inverosímil, con un gasto inimaginable en un planeta que necesita recursos para otras cosas. Y que era bueno que allí llegase la democracia.

P. Última vez que le colaron un gol.

R. Siempre te cuelan algunos goles. Cosas que te van contando, te las crees y resulta que no son ciertas. A todos nos colaron muchos goles en la vida.

P. Un gol en propia puerta, algo de lo que se arrepienta.

R. Aprendí mucho, pero principalmente me arrepiento de mi primera carrera. Estudié Náutica y después descubrí que no me gustaba nada, nada, nada. La dejé e hice otra carrera (Risas).

P. Y un gol en el 90, su gran golpe de suerte.

R. Mi gran golpe de suerte fue siendo estudiante de Económicas. Un profesor nuevo que venía de Chicago me recomendó que me fuese a estudiar fuera. Una parte de mi vida transcurrió en base a aquella decisión porque acabé doctorándome en Cambridge.

P. ¿Cuál fue su primer partido en el campo? ¿Quién le llevó o a quién se llevó?

R. Viéndolo, de los importantes, el Celta de Vigo en Balaídos con mi padre. Pero también me acuerdo del primer partido que yo jugué: tendría 10 años y fue en el campo del Juvenil de Ponteareas.

P. ¿Cuál es el mejor partido que ha visto?

R. La final del Mundial de 2010, en la que España salió campeona.

P. ¿Alguna vez se escaqueó de algún compromiso por el fútbol?

R. Bueno no, no me escaqueé. Yo tengo los partidos importantes incluidos en mi agenda, es para lo único que dejo de hacer lo que sea. Siempre que juega el Celta, yo lo veo.

P. El sitio o las circunstancias más raras en las que ha consultado el marcador de un partido de fútbol.

R. Ahora los veo continuamente en el móvil. Cuando estaba estudiando en Inglaterra también lo seguía a través de llamar por teléfono y preguntar cómo iba el Celta. Yo el fútbol lo sigo en cualquier circunstancia, sobre todo, al Celta.

P. Del Bosque - Luis Enrique: ¿1, X o 2?

R. Del Bosque es un mundialista y eso poquitas personas lo pueden decir en el mundo.

P. ¿Alguna superstición antes de salir al campo? ¿Rituales para las grandes ocasiones?

R. No, no soy supersticioso en absoluto. Ahora, cuando salen mis equipos al campo, yo pongo toda mi fuerza y todo el empeño en que van a ganar, jueguen contra quien jueguen.

P. Le pilla fuera de juego…

R. Cuando algunos no ven el mundo como es y lo que necesita, haciendo política en términos de sus partidos y de sus intereses personales y no en beneficio de la gente. No lo comprendo.

P. Le haría la ola a…

R. Pues a mucha gente: del mundo de la cultura, pintores, músicos, directores de orquestas clásicas... Pero se la haría también al Celta. Y al Real Madrid, que después del Celta es el mejor equipo de la historia del fútbol (risas).

P. Pide la hora al árbitro cuando…

R. Bueno, hay charlas y conferencias que son insoportables, unas chapas. Y muchas veces en la política se hacen discursos que me resultan insoportables (más risas).

P. Tres momentos que recuerde de los mundiales.

R. Voy a decir dos: el gol de Iniesta, que marcó a generaciones enteras y nos seguirá marcando. Y en negativo, la eliminación del Mundial de Corea y Japón en 2002. Después, aunque no fue en un Mundial, me contaba mi padre el autogol de Vallana en propia puerta en los Juegos Olímpicos de París 1924, cuando trataba de acelerar el tiempo para que ganase la selección. Despejó y metió un autogol, eso quiere decir que hay que aprender y estar muy seguro de lo que se hace cuando se corren riesgos.

P. Complete la frase: “Si no hubiera fútbol…”

R. Si no hubiera fútbol... en Vigo lo inventaríamos.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre el Mundial de Qatar

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

Sobre la firma

Natalia Junquera

Reportera de la sección de España desde 2006. Además de reportajes, realiza entrevistas y comenta las redes sociales en Anatomía de Twitter. Especialista en memoria histórica, ha escrito los libros 'Valientes' y 'Vidas Robadas', y la novela 'Recuérdame por qué te quiero'. También es coautora del libro 'Chapapote' sobre el hundimiento del Prestige.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS