Estados Unidos, equipos y estrellas

Las selecciones norteamericanas sumaron nueve medallas, seis oros, ante la brillante actuación colectiva de Francia. Los combinados españoles no suman un oro desde 1996

Kevin Durant y Adebayo, con la medalla de oro de Tokio 2020.
Kevin Durant y Adebayo, con la medalla de oro de Tokio 2020.ARIS MESSINIS (AFP)

Estados Unidos dominó en los Juegos en el medallero general con 113 metales, 39 de oro (uno más que China, 88 en total) y también en la clasificación por equipos. En las disciplinas colectivas de selecciones, los combinados estadounidenses sumaron nueve medallas (seis de oro), por las seis de Francia (tres) y las cinco de Japón y Rusia (dos y cero), mientras que España, con una amplia representación, llegó hasta las tres preseas, dos platas y un bronce. EE UU sacó músculo en equipos, demostrando que no solo es una constelación de estrellas como Simone Biles, Katie Ledecky, Caeleb Dressel y Sydney McLaughlin.

El dominio norteamericano en baloncesto era casi obligado. Gregg Popovich se fue directamente del pabellón Saitama Super Arena, a 48 kilómetros de Tokio, a su habitación en la Villa Olímpica a tomarse una copa. Era lo que le pedía el cuerpo al seleccionador estadounidense después de que Francia le hiciera entrar en sudores fríos cuando se situó a tres puntos a 10 segundos para la conclusión de la final masculina de los Juegos. Kevin Durant anotó dos tiros libres y disipó el drama. Estados Unidos prolongó su hegemonía en el baloncesto olímpico con su cuarto título seguido. El cuerpo le pedía relajarse a Pops, el entrenador de 72 años que asumió esa tremenda responsabilidad. Lo hizo poco antes del Mundial de 2019 en China, donde el fracaso fue enorme, con dos derrotas y el séptimo puesto, el peor de Estados Unidos en un gran torneo internacional. Para la cita de Tokio y tras la deserción de muchas figuras, formó un buen equipo en torno a Kevin Durant. La jugada acabó saliéndole bien pese a la tortuosa fase de preparación, un par de derrotas en los amistosos y otra ante Francia, ya en el torneo olímpico, la primera de Estados Unidos en unos Juegos desde Atenas 2004. Corrigieron a tiempo, el equipo mejoró sus prestaciones colectivas y Durant brilló en todo su esplendor.

Más información

No hubo cataclismo, aunque se demostró que la superioridad de Estados Unidos es cada vez más limitada. Lo demostró Francia, lo insinuó Australia en la primera parte, aunque luego fue aplastada, y tampoco estuvo tan lejos España, a pesar de que la selección de Sergio Scariolo mostró signos de agotamiento, de fin de ciclo. La retirada de Pau y Marc Gasol marca el inicio de una nueva época en el baloncesto español tras una época inolvidable con 13 medallas, cinco de oro, en las grandes citas internacionales desde 2001.

Doncic y Eslovenia dejaron una huella imborrable en su primera aparición olímpica. No hace falta ganar una medalla para despertar la admiración del aficionado. Lo demostró Doncic, con sus 48 puntos ante Argentina, con el estupendo juego colectivo de una selección que representa a un país de apenas dos millones de habitantes. El base de 22 años es una estrella en la NBA, en los Juegos y allá donde haya un balón y una canasta.

El verdadero dream team de baloncesto es femenino y no pierde un partido desde los Juegos de 1992 en Barcelona. Las jugadoras de Estados Unidos sumaron en Tokio su séptimo oro consecutivo, el quinto para dos de sus integrantes, Sue Bird y Diana Taurasi. España confirmó los peores presagios y el desgaste de la exitosa etapa con Lucas Mondelo al frente. El equipo dejó entrever grietas importantes en su funcionamiento ya en el Europeo celebrado hace un mes en Valencia. Tres días después de la derrota en los cuartos de final ante Francia, la Federación despachó a Mondelo. Marta Xargay desveló en EL PAÍS que sufrió bulimia a consecuencia del trato de Mondelo, un testimonio que la Federación Española frenó antes de los Juegos.

El éxito francés en los deportes de equipo ha sido extraordinario. Ganó el primer título de su historia en voleibol en categoría masculina; también los hombres se desquitaron contra Dinamarca en la final, en la que sumó su tercer oro en los cuatro últimos Juegos. Igualmente venció la selección femenina de balonmano. Y en baloncesto fue finalista en hombres y bronce en mujeres, tras su inesperado tropiezo en las semifinales ante Japón.

España, con nueve selecciones en Tokio 2020, fue el cuarto país más representado en deportes de equipo, solo superado por Estados Unidos, Australia, con 11, y Japón, cuyos equipos estaban todos clasificados de oficio. El balance español es desigual, con tres medallas, las de plata de la selección masculina de fútbol y la femenina de waterpolo, y el bronce de los Hispanos en balonmano.

La selección española de waterpolo con la medalla de plata de Tokio 2020
La selección española de waterpolo con la medalla de plata de Tokio 2020ADEK BERRY (AFP)

El balonmano español se mantuvo en el podio en la cita en que se despidieron varios de los protagonistas de sus éxitos de los últimos años, empezando por su capitán Raúl Entrerríos, que lo deja con 40 años. La medalla supuso un buen cierre, aunque alguno de esos veteranos como Guardiola o Viran Morros siguen en la brecha. El equipo femenino no consiguió clasificarse para los cuartos.

La selección masculina brasileña de fútbol renovó el título olímpico que consiguió en Río 2016 con Neymar. Lo consiguió tras superar por 2-1 en la prórroga de la final a la potente selección que presentó España en la cita. Seis jugadores de la olímpica habían disputado antes la Eurocopa con la absoluta: Unai Simón, Eric García, Pau Torres, Pedri, Dani Olmo y Mikel Oyarzabal. En categoría femenina Canadá rompió la hegemonía de Estados Unidos. La superó en las semifinales y en la final superó a Suecia en la tanda penaltis.

Ningún oro desde el de waterpolo en 1996

Solo tres equipos españoles han conseguido el título olímpico: el femenino de hockey hierba y el masculino de fútbol en 1992 y el masculino de waterpolo en 1996. Aquella selección liderada por Manel Estiarte venció en la final a Croacia por 7-5 y se desquitó de la que había perdido, después de tres prórrogas, frente a Italia cuatro años antes en Barcelona. Desde entonces, las selecciones españolas han perdido las nueve finales que han disputado: la de mujeres en waterpolo en 2012 y en Tokio 2020, la de hombres en baloncesto en 2008 y 2012, la de ellas en baloncesto en 2016, todas ellas frente a Estados Unidos, también las de hockey hierba en categoría masculina en 1996 ante Holanda y en 2008 ante Alemania y la de fútbol, también masculino, en 2000 y en Tokio ante Camerún y Brasil.

Sobre la firma

Robert Álvarez

Licenciado en Periodismo por la Autónoma de Barcelona, se incorporó a EL PAÍS en 1988. Anteriormente trabajó en La Hoja del Lunes, El Noticiero Universal y el diari Avui.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción