_
_
_
_

La RFEF continúa con la reestructuración exigida por las futbolistas y destituye a Pablo García-Cuervo, director de comunicación

El periodista, que llegó a la federación con el ya expresidente Rubiales, tendrá que declarar como testigo en la causa abierta por el beso del directivo a Jenni Hermoso

Pablo García-Cuervo, en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid), el día 15.
Pablo García-Cuervo, en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas (Madrid), el día 15.Guille Martínez (AFP7 / Europa Press)
Ladislao J. Moñino

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) sigue ejecutando movimientos en aras de la reestructuración profunda de la organización que demandaron las futbolistas. El último ha sido la destitución este viernes de Pablo García-Cuervo como director de comunicación de la institución. Este cese formaba parte de las peticiones hechas por las jugadoras de la selección para normalizar sus relaciones con la máxima autoridad del fútbol español, aunque fuentes federativas aseguran que ha sido el director deportivo, Albert Luque, el responsable del despido. Este último tendrá que declarar como imputado el 10 de octubre por supuestas presiones al entorno de Jennifer Hermoso para que la jugadora admitiera que el beso que le dio Luis Rubiales durante las celebraciones del Mundial femenino de fútbol fue consentido.

Elvira Andrés y Alfredo Olivares, que han reemplazado al también despedido secretario general Andreu Camps, han sido los que han comunicado esta tarde a García-Cuervo su destitución. Este contaba con el apoyo de muchos de los internacionales, que incluso se habían puesto en contacto con Pedro Rocha, el presidente de la junta gestora, para pedir que continuara al menos al frente de la comunicación de la selección masculina.

García-Cuervo, que llegó a la RFEF de la mano del ya expresidente Luis Rubiales, había sido citado a declarar el 20 de octubre como testigo en el caso por el juez de la Audiencia Nacional Francisco de Jorge. Ese mismo día, también testificarán como testigos el seleccionador del equipo masculino, Luis de la Fuente, el subdirector de comunicación, Enrique Yunta; así como el psicólogo de la selección femenina, Javier López Vallejo; el que fuera director de gabinete de Rubiales, José María Timón, y el responsable de compliance [buenas prácticas] de la federación, Javier Pujol.

Tras la dimisión de Rubiales, han salido de la federación el hasta ahora seleccionador del equipo femenino, Jorge Vilda, el secretario general, Andreu Camps, el director de integridad, Miguel García Caba, y ahora Pablo García-Cuervo. No se descarta que en los próximos días continúe el goteo de despidos.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino
Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_