Eurocopa

Cristiano y la superpoblación

Portugal tiene excedente de delanteros para acompañar a su estrella, único futbolista en cinco Eurocopas

Cristiano Ronaldo salta sobre Pepe durante un entrenamiento de la selección portuguesa
Cristiano Ronaldo salta sobre Pepe durante un entrenamiento de la selección portuguesaBERNADETT SZABO / Reuters

La red que besó aquel remate que valió la última Eurocopa está en la casa de Éder, el inesperado héroe que mudó la historia del fútbol portugués en julio de 2016 para situarlo en el libro de los campeones (1-0 a Francia). Lo que no cambia es la saudade, ese sentimiento tan luso, vecino a la melancolía y a la presencia perpetua de la ausencia. Éder confiesa que no hace mucho se quedó absorto ante esa red: “Cuando la veo es como si me proyectase a aquel día”. Pero la ensoñación palidece ante la realidad. Once de los futbolistas que alzaron la Copa de Europa en Saint-Denis velan armas en Budapest para empezar a defender ante Hungría (18.00, Telecinco) el título cinco años después. Éder lo verá por televisión mientras aguarda una oferta. Está en el paro tras finiquitar su vínculo con el Lokomotiv de Moscú, donde marcó 14 goles en las cuatro últimas temporadas. “Para mí lo más importante ahora es encontrar trabajo”, asume cuando no cae en la añoranza.

Más información

Hace casi tres años que Éder, ya a los 33, no juega con Portugal. Y no parece que vaya a volver a hacerlo. Mientras su figura se eclipsaba, el equipo creció justo en la delantera hasta el punto de que se apunta que jamás hubo en la selección una constelación similar de delanteros, por sacrílego que suene con Eusebio en el recuerdo. De Cristiano Ronaldo poco más se puede añadir que no se sepa, pero quizás se pueden actualizar datos que semejan sobrehumanos. Ha anotado 104 goles en 175 comparecencias con la selección y este martes se convertirá en el primer futbolista en jugar en cinco Eurocopas. Si logra marcar un gol superará a Platini para liderar en solitario la tabla de goleadores de la competición (nueve cada uno).

Cristiano acaba de culminar la Serie A como máximo realizador con 29 dianas y a los 36 años está ya a una altura en la que cuando le preguntan por su futuro puede contestar con cierta displicencia, la misma con la que retiró del estrado de la rueda de prensa oficial de la UEFA dos botellas del refresco que la patrocinaba mientras pedía que se bebiese agua: “Esa incertidumbre no me hace ni cosquillas. Si tuviese 18 años igual no dormía esta noche pensando en eso. Todo lo que venga, si me quedo en la Juventus o si me voy, será bueno. Pero eso no es lo más importante ahora”. ¿Quinta Eurocopa? Para Cristiano es la primera: “Voy a jugarla como si fuese así. El mejor récord no es jugarla cinco veces sino ganarla dos”.

Al astro de Madeira le rodean tipos como André Silva, que marcó 28 tantos esta campaña en la Bundesliga. O el debutante Pedro Gonçalves, máximo realizador de la liga portuguesa con 23. No falta tampoco Gonçalo Guedes, el autor del gol que le dio a Portugal el segundo título, la Liga de las Naciones en 2019. También está Bernardo Silva, que viene de ganar la Premier con el Manchester City y ser subcampeón de la Champions. Y João Félix, campeón de la Liga con el Atlético. Oposita a titular Diogo Jota, que llegó con vitola de suplente al Liverpool y anotó esta campaña 13 goles en 30 partidos. Portugal tiene dinamita, pero además dos de sus futbolistas (el central Rubén Días y el centrocampista Bruno Fernandes) están en el once ideal de la Premier League. El lateral Joao Cancelo también figuraba entre esa nobleza, pero la covid le ha dejado en tierra justo antes del despegue de la Eurocopa. Además dos secundarios, Fonte y Renato Sanches, acaban de proclamarse campeones de Francia con el Lille.

“Estamos entre los favoritos del campeonato. Quedar eliminados en la primera fase sería un fracaso”, asume el seleccionador, Fernando Santos. Superar a Hungría, aunque sea en Budapest, parece imperativo para pasar ronda en un grupo en el que luego aguardan Alemania y Francia. De sus 15 últimos partidos, el equipo que pilota Santos apenas perdió uno. Y a mayores, Portugal no perdió ni una sola de las 13 veces que se cruzó con Hungría, a la que superó en los dos partidos que jugaron en la fase previa del último Mundial, pero con la que empató en la última Eurocopa (3-3).

“La estadística es pasado”, despeja el seleccionador, que si tiene dudas por la sobrepoblación en la delantera sabe de la disponibilidad de Cristiano Ronaldo para adaptarse a cualquier rol que le abra el abanico de opciones. “No soy el mismo jugador que hace 18 años o que hace cinco. Me voy adaptando porque la inteligencia de un futbolista consiste en eso”, explica CR, dispuesto a jugar en cualquier posición del frente del ataque: “Izquierda, derecho, en el medio o atrás. Cualquier sitio me vale”. Después bebió un buen trago de agua.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre la Eurocopa 2021

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50