Lucas Paquetá, del sótano del Milan al Maracaná

El centrocampista brasileño pasó de gran promesa a suplente en Italia. En el Olympique de Lyon volvió a mostrar su nivel para ganarse un sitio en la Brasil de Tite

El brasileño Lucas Paquetá celebra un gol contra Perú, en las semifinales de la Copa América.
El brasileño Lucas Paquetá celebra un gol contra Perú, en las semifinales de la Copa América.SERGIO MORAES (Reuters)

Las “nuevas versiones de...” han hecho daño a las jóvenes promesas a lo largo de la historia. El nuevo Messi, el nuevo Pelé, el nuevo Maradona. La lista no se crea ni se destruye, se alarga. Eso también le ocurrió a Lucas Tolentino, Paquetá. Sobre sus pies se le puso la etiqueta del Kaká de la nueva generación. El AC Milan dispuso 35 millones de euros por el joven de 21 años. Era la apuesta para que el equipo saliera de la ciénega. Y, sin embargo, hubo un error de cálculo. El futbolista brasileño no podía encajar en el sistema del enérgico Gennaro Gattuso ni de Giampaolo. Italia no fue lo suyo.

Paquetá, apodo que se ganó el futbolista por el nombre de su barrio, había sorprendido en Brasil. Era el chico estrella del Flamengo. Antes de alcanzar el primer equipo mantenía preocupada a la directiva del club brasileño. A los 16 años, Paquetá medía un metro y medio y era muy delgado. Durante cuatro meses trabajó con el departamento de fisiología para ganar musculatura y altura, según informó el diario Folha de São Paulo. El futbolista se afianzó como un centrocampista ofensivo con cualidades para armar el juego y ahora, a sus 23 años, ya alcanzó el 1,80 de estatura.

Más información
De Paul, la sonrisa de Leo Messi
Guido Rodríguez, el escudero de Argentina

El Milan, que quería volver a los puestos de la Champions League, se dispuso a pagar una millonaria transferencia por Paquetá. Los minutos que le daban eran escasos. Pasaron por el banquillo Gattuso y Giampaolo, pero ninguno le hizo sentir en confianza. Ni tampoco llegaron a clasificarse en los primeros puestos. “Me presioné mucho, demasiado, incluso”, reconoció el brasileño a L’Équipe. 34 partidos después, con pocas alegrías en temporada y media, Paquetá recibió el auxilio de un histórico brasileño. Juninho Pernambucano, leyenda del Olympique de Lyon, le llamó para buscar su transferencia. “Quiero ayudar al medio campo y lanzarme al ataque, dando lo mejor de mí por el Lyon”, decía en su presentación en 2020. En su primera temporada jugó 34 partidos, donde sí fue titular bajo el mando de Rudi García. “Es técnico, muy polivalente y sabe utilizar bien su físico. También tiene buena cabeza”, ha dicho Juninho sobre el centrocampista.

Lucas Paquetá, durante un partido con el Lyon, el pasado 3 de abril de 2021.
Lucas Paquetá, durante un partido con el Lyon, el pasado 3 de abril de 2021.John Berry (Getty Images)

Tite, seleccionador de Brasil, ha confiado en Lucas Paquetá. En 2019 le incluyó en la nómina de la Canarinha que conquistó la Copa América en casa. No fue titular, pero aprendió del oficio con Casemiro, Arthur y Coutinho. Este año, el entrenador brasileño le ha dado más minutos para ser el socio de Neymar en el ataque. Salvo el primer partido de Perú en fase de grupos, Paquetá ha intervenido en la mayor parte de los juegos de su selección. Ha aportado, además, dos goles contra Chile en cuartos de final (1-0) y contra Perú (1-0) en semifinales. “Estoy muy feliz de poder ayudar a la selección y a Neymar”, dijo tras el último partido.

“Paquetá es un gran jugador, viene creciendo en cada partido en cada juego que viene jugando por la selección”, destaca Neymar. La conexión entre los dos ha sido importante para conseguir los últimos goles, como si jugaran al fútbol-tenis. Paquetá, en su mejor punto, vuelve al Maracaná.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región


Sobre la firma

Diego Mancera

Es coordinador de las portadas web de América y México en EL PAÍS. También se encarga de informar de la actualidad deportiva de México. Empezó a trabajar en la edición mexicana desde 2016. Es licenciado en Ciencias de la Comunicación y Periodismo por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Vive en Ciudad de México.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS