_
_
_
_
PARA LEER
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

En monopatín hacia el futuro

La historia de José Antonio Muñoz es retratada en el libro ‘Doc Caribbean’

Portada de 'Doc Caribbean'.
Portada de 'Doc Caribbean'.
Pedro Zuazua

A sus más de 70 años, José Antonio Muñoz no hace ya las virguerías que ensayaba sobre un monopatín cuando era adolescente, pero, cada vez que viaja a una competición, sus hijos le piden que afloje un poco y que asuma los límites que le va imponiendo la edad. En su memoria guarda las bajadas por la madrileña calle de la Academia —que va desde el Retiro hasta el Museo del Prado— haciendo el pino sobre su tabla y sorteando conos. “Ahora la tengo que bajar con los pies sobre el patín y me acojono un poco. Mi cuerpo ya reacciona de otra forma”, dice. Claro que, de aquella, llegaba un domingo a las nueve de la mañana y se ponía a estirar y hacer ejercicios preparatorios. Ahora se sube directamente al skate. La tienda le quitó mucho tiempo de entrenamiento. Porque Muñoz abrió en 1975 Caribbean, tienda pionera en la venta de monopatines en España y en la de tablas de surf en Madrid, que se convirtió también en una primera parada en el país para nuevas marcas y prendas y que, incluso, ha desarrollado su propia línea de productos.

Doc Caribbean (Colectivo Bruxista) es el libro en el que Hugo Clemente retrata al mismo tiempo la figura de Muñoz —lo de Doc Caribbean viene de la película Regreso al Futuro, por una noche de Halloween en la que apareció a patinar con el pelo cardado y una bata blanca—, reconstruye la historia del monopatín en España y traza las líneas para comprender la esencia de esa cultura sobre ruedas.

La de Muñoz es una trayectoria vital unida a una pasión que transmite de forma oral —leer sus recuerdos es como deslizarse a su lado— y efectiva —se propaga con igual intensidad a su entorno—. Un camino de audacia en el que se ha atrevido a lanzarse el primero por las rampas ante las que asomaban las dudas del resto. Un viaje con instantes únicos. La vuelta a casa en monopatín la noche del golpe de Estado de 1981, por ejemplo. O cada segundo que ha disfrutado subido en un monopatín. También los que están por llegar.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Sobre la firma

Pedro Zuazua
Licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Oviedo, máster en Periodismo por la UAM-EL PAÍS y en Recursos Humanos por el IE. En EL PAÍS, pasó por Deportes, Madrid y EL PAÍS SEMANAL. En la actualidad, es director de comunicación del periódico. Fue consejero del Real Oviedo. Es autor del libro En mi casa no entra un gato.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_