_
_
_
_
_

Empieza la cuenta atrás para las jugadoras de la selección española que quieren estar en el Mundial

Entre concentraciones, entrenamientos y un trasiego infinito, el seleccionador Jorge Vilda ofrecerá la lista definitiva para la Copa del Mundo el día 30 de junio

Jordi Quixano
Mundial Femenino en Benidorm
Las jugadoras de la selección, durante un entrenamiento reciente en Benidorm.David Aliaga/RFEF (RFEF/EFE)

Vuelve el trasiego a Las Rozas, a la ciudad deportiva de la selección española. Las jugadoras, que el próximo 20 de julio comienzan el Mundial de Australia y Nueva Zelanda, desfilaron de nuevo este lunes por la calle empedrada del complejo deportivo antes de acudir al hotel anexo para depositar sus maletas. Y antes también de vestirse de corto para proseguir con los entrenamientos intensivos. Todas han disfrutado de unos pocos días de asueto después de que la semana pasada se concentraran en el Hotel Villaitana de Benidorm. Ahora el reloj descuenta las horas para que el seleccionador Jorge Vilda ofrezca la lista definitiva de las jugadoras que defenderán a La Roja. Eso será el 30 de junio en un acto público, a las 14.00: seis jugadoras de las 29 concentradas -iban a ser siete, pero la delantera Sheila García abandonó en la pasada concentración por lesión-, entre ellas una portera, tendrán que regresar a casa. “Puede ser cualquiera porque todas han ido viniendo durante este tiempo”, argumentan desde los pasillos de Las Rozas. Y las que no lo hicieron, entre las que están varias jugadoras que en su día renunciaron a ser convocables por discrepancias con la federación y lo que entendían falta de profesionalismo, también tienen muchos números de seguir; futbolistas de la talla de Aitana Bonmatí, Mariona Caldentey y Ona Batlle. Pero hasta el día del anuncio, el ritmo no para.

El 19 de junio todas se reencontraron en Benidorm. Había ciertas dudas sobre cómo absorbería el núcleo duro de la selección -el que se había conformado tras la renuncia de las 15 jugadoras disidentes- a las nuevas. Pero primó la convivencia. “Fue todo muy normal, como una concentración más, como si no hubiera pasado nada”, desvelan desde la Federación, conformes y felices al ver que se prodigaban los abrazos entre ellas nada más verse. “Las 30 jugadoras son deportistas y quieren hacer un grupo potente, además de tener a las mejores al lado. El día a día y los entrenamientos unen. Estoy convencido de que vamos a volver a formar un grupo unido”, convenía Vilda. Y así ocurrió, pues en las pocas horas que tenían de ocio y reposo, se encontraban en una de las salas del hotel o incluso en las habitaciones para jugar a las cartas, al Uno, además de darle al palique y, especialmente la única tarde en la que tuvieron fiesta, encontrarse alrededor de las piscinas del complejo hotelero. Además, el staff técnico había ideado una actividad conjunta y al aire libre para una de las tardes, uno de esos juegos para lograr cimentar más la piña.

Han tenido, sin embargo, poco margen para el asueto: por las mañanas, sesiones de dos horas, por más que la canícula arremetiera con fuerza, y por las tardes, gimnasio. También tuvieron un media day en el que entre siete jugadoras se contaron hasta 23 entrevistas, ninguna de una Alexia Putellas que por el momento no quiere el micro, sino centrarse en su forma física ahora que ya ha contado con algún minuto en el tapete toda vez está recuperada por completo de su rotura de ligamentos. “Está entrenándose a un gran ritmo, es una más”, aclaran desde la federación. “Está de vuelta”, presumían desde la selección. Y así se vio a través de las redes sociales, donde colgaron un vídeo de una jugada que acaba con un gol suyo. Tanto Alexia como el resto de las futbolistas pasaron consulta. Primero, con la nutricionista Toscana Viar -que también trabaja con la selección masculina-, encargada de hacer un plan individualizado para cada una, complementario con el que la mayoría ya tenía con sus nutricionistas particulares en los clubes. Y por el otro, con el podólogo Javier Alfaro, que pasó revisión a los pies de todas: la mejor arma -amén de la cabeza- para afrontar el Mundial.

A menos de un mes para que arranque el campeonato, todo va a contrarreloj. Dos días en Las Rozas, repletos de actos -este lunes presentaron junto a Panini la colección de cromos del Mundial; y este martes acude la Reina Letizia para desear suerte a las jugadoras- y nervios, pues nadie se quiere perder la gran fiesta del fútbol. Habrá una prueba definitiva antes de la lista: el equipo parte hacia Avilés (Asturias) este martes para disputar el 29 un encuentro ante Panamá (a las 21.00, por Teledeporte y RTVE Play), el penúltimo de preparación antes del pistoletazo de salida del Mundial. El siguiente, ya en tierras nórdicas, será frente a Dinamarca el día 4, concentración en Noruega desde el día 2 hasta el 6, cuando ya cogerán el vuelo hacia Nueva Zelanda para preparar la fase de grupos del Mundial, donde se enfrentarán el día 21 en Wellington contra Costa Rica, el 26 en Auckland frente a Zambia y el 31, de nuevo en Wellington, contra Japón.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_