_
_
_
_
_

Paula Arcos, la jugadora más emergente de la selección de balonmano: “Mi generación está más consentida”

La lateral derecho de España, de 20 años, analiza el Europeo que empieza este viernes, su gran crecida personal y el tiempo que le toca vivir

Paula Arcos, hace una semana en el pabellón de Torrevieja.
Paula Arcos, hace una semana en el pabellón de Torrevieja.RFEBM (J. L. RECIO)
Lorenzo Calonge

“En qué follones me meto”, exclama Paula Arcos (Petrer, Alicante; 20 años), resignada y obediente, mientras trata de dominar un caballo en una finca de la periferia madrileña, lejos de la civilización. “Es que no me hace caso. Sílbale, por favor”, le pide al adiestrador, que le responde que lo dirija “como una moto”. “Muévelo a la derecha e irá a la derecha”, le dice.

La escena ocurre la noche de un lunes de primeros de octubre durante la grabación del spot que la selección femenina de balonmano realiza siempre a modo de autopromoción antes de un gran campeonato. Esta vez, por el Europeo que se celebra entre este viernes 4 y el domingo 20 de noviembre en Eslovenia, Montenegro y Macedonia del Norte. La jugadora más prometedora surgida recientemente de la cantera española es la protagonista de un anuncio de aire épico: Cómo se forja una Guerrera. Capas medievales, pinturas de guerra y estética de Juego de Tronos para volver a captar la atención del público hacia uno de los equipos con una de las imágenes de marca más asentadas (Guerreras), aunque con un presente competitivo que no lo sitúa entre los favoritos a las medallas. “Queremos estar entre las ocho primeras y, a partir de ahí, veremos. Lo que más daño nos hace es cuando no damos todo”, comenta Arcos a través de una videollamada días antes de viajar a Podgorica, donde este sábado (18.00, TVE) debutará contra Montenegro.

En una selección a la que le está costando encontrar jugadoras que ofrezcan regularidad y certezas para tutear a la élite (la lista presenta cambios importantes), y con cada vez menos integrantes de la vieja guardia dorada (siguen Silvia Navarro con 43 años y Shandy Barbosa con 36, y no está Carmen Martín, con 34, retirada del equipo), esta alicantina representa la mejor aparición del último año y medio. Desde su sorprendente participación en los Juegos, su carrera no ha dejado de crecer. “Para nada me esperaba esta progresión. No puedo negar que están confiando ciegamente en mí, tanto la federación como en los clubes [ahora en el Bera Bera de San Sebastián]. Mi objetivo es convertirme en una de esas referentes que en su día lo fueron para mí. Ojalá pueda aprovechar este boom que me están dando para ser una de las grandes en un futuro”, apunta esta estudiante de Educación Infantil, que durante la grabación aguanta una hora y media subida al caballo, espada en mano, repitiendo mil veces la arenga a sus compañeras: “Mi entrega será siempre absoluta y nunca abandonaré”, les grita. Como una guerrera, que de eso se trataba.

Capaz de penetrar, lanzar y apretar atrás desde cualquiera de las posiciones de la primera línea, antes o después le gustaría disputar también la Champions en el extranjero. “Soy muy exigente y, cuando me quejo de algo, la gente me dice que no me entiende, que lo estoy haciendo bien. A veces me cuesta gestionarlo, pero es cuestión de la presión que te metes a ti misma. Y no voy a dejar de hacerlo porque voy por el buen camino. Me importa más no fallarme a mí misma que las opiniones de Twitter o Instagram”, explica Paula Arcos, originaria de Petrer, como el seleccionador, José Ignacio Prades, y los hermanos Guardiola (Gedeón es capitán de la selección masculina). “Es una casualidad, porque ni el pueblo ni el club de balonmano son tan grandes”, puntualiza.

Quiero convertirme en una referente

Allí regresa cada vez que puede para mezclarse con su gente de siempre y comprobar también que su carrera en el balonmano, aunque todavía corta, la coloca en un lugar diferente al resto de su generación. “El deporte me ha rodeado de gente mayor que yo y las experiencias me han dado un plus de madurez. No entiendo cómo hay gente de mi generación que no tiene la exigencia de tener un sueldo para no pedir dinero en casa. Yo empecé a cobrar de esto muy joven y a tomar mis decisiones sola. Por eso no soy muy objetiva con este tema”, aclara. Una matización que tampoco le impide tener una visión, quizás sintiéndose un poco en la periferia, de sus tiempos. “Sí veo que las cosas no se llevan como antes. Estamos muy protegidos, más consentidos, en nuestras casas. A veces comento todo esto con mis amigos cuando no nos consienten algún capricho. Debemos de madurar un poco más. Lo mejor es que somos muy inocentes y, en ocasiones, vivir en la ignorancia es bueno para no tener preocupaciones. Pero luego, al tener tantas facilidades, no le damos mucha importancia a las cosas”, analiza Arcos, que en diciembre cumplirá los 21.

A corto plazo, lo suyo pasa por el Europeo, donde, además de Montenegro, en la primera fase a la selección le espera Polonia (lunes 7, 20.30) y Alemania (miércoles 9, 20.30; pasan tres). Cuartas del mundo hace un año beneficiadas por su condición de anfitrionas y las bondades del calendario (ningún rival top hasta semifinales), el torneo continental se les ha venido atragantando: 11ª, 12ª y 9ª en las últimas ediciones. “Es verdad que hay cambios en el equipo e igual esto nos retrasa un poco. Pero hay que vaciarse y no perder la identidad”, concluye Paula Arcos, esperanza de lo que viene en un momento de indefinición.

Una lista con cambios importantes

España se presenta con cambios relevantes: lo dejó Carmen Martín (34 años, 250 partidos y 866 goles), una de las referentes de los mejores días de las Guerreras; tampoco está Nerea Pena (32 años, 176 encuentros y 595 tantos) por segundo campeonato seguido; ni fijas de los últimos tiempos, como Mireya González (101 internacionalidades y 193 dianas), Ainhoa Hernández (117 y 173) y Eli Cesáreo (54 y 43), estas tres subcampeonas del mundo en 2019. Destaca, sobre todo, el lavado de cara en la línea de pivotes, con Kaba Gassama (25 años y 40 choques), Alba Spugnini (22 años y 11 partidos) y Lysa Tchaptched (20 y 22). Las dos últimas, debutantes en un gran torneo de selecciones. Carmen Campos, Shandy Barbosa, Alicia Fernández, la pareja Silvia Navarro-Merche Castellanos en portería y, en defensa, Lara González están llamadas a liderar las operaciones. A batir, las de siempre (Noruega, Dinamarca, Francia, Países Bajos o Suecia), con Rusia sancionada.

La lista de Prades

Porteras: Silvia Navarro (Rocasa Gran Canaria), Mercedes Castellanos (Costa del Sol Málaga) y Maddi Aalla (Bera Bera). Centrales: Alicia Fernández (Rapid Bucuresti), Carmen Campos (Dijon), Esther Arrojeria (Bera Bera). Laterales izquierdo: Lara González (Paris 92), Shandy Barbosa (Morvedre). Laterales derecho: Almudena Rodríguez (Rocasa Gran Canaria), Irene Espínola (Rapid Bucuresti), Paula Arcos (Bera Bera). Extremos izquierdo: Jennifer Gutiérrez (Rapid Bucuresti), Sole López (Costa del Sol Málaga). Extremos derecho: Paula Valdivia (Gijón), Maitane Etxeberria (Bera Bera). Pivotes: Kaba Gassama (Bietigheim), Lysa Tchaptchet (Vipers Kristianstad), Alba Spugnini (Rocasa Gran Canaria).

Calendario del Europeo

Primera fase. Sábado 5 (18.00). Montenegro. Lunes 7 (20.30). Polonia. Miércoles 9 (20.30). Alemania. Todos en Podgorica. Pasan tres y se arrastran los puntos conseguidos contra las selecciones que también superan fase.

Main Round. Se cruzarían contra las tres primeras del Grupo C (Francia, Países Bajos, Macedonia del Norte y Rumania). En Skopje. Del viernes 11 al miércoles 16. Pasan dos a semifinales (viernes 18 noviembre).

Fase final. Tercer y cuarto puesto (domingo 20, 14.45) y final (17.30).

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_