España mide su altura ante Portugal

A la Roja, afligida por el patinazo con Suiza, solo le vale ganar en Braga a la potente selección lusa para clasificarse para la fase final de la Liga de Naciones

Luis Enrique, durante el entrenamiento de la selección española previo al encuentro frente a Portugal, este lunes en Braga.
Luis Enrique, durante el entrenamiento de la selección española previo al encuentro frente a Portugal, este lunes en Braga.PEDRO NUNES (REUTERS)

Afligida por el inopinado soponcio ante Suiza, España afronta bajo sospecha el órdago en la Liga de Naciones. Frente al primer campeón del torneo, Portugal, el equipo de Luis Enrique solo tiene una opción, ganar en la cautivadora Braga (20:45, TVE) a la pujante selección de Fernando Santos. Y de Cristiano, Rúben Dias, João Félix, Bernardo Silva, Bruno Fernandes, Leao, Cancelo... Un equipo cuajado con solistas de primera y que ya se sacudió en gran parte la losa histórica de la falta de podios, primero con la Eurocopa de 2016 y luego con la Liga de Naciones de 2019.

Un torneo que, aún a falta de cuajo, destila sorpresa tras sorpresa. No solo ha patinado España, también Francia, Inglaterra y Alemania. Más allá de la mayor o menor motivación de unos y otros, lo cierto es que, como sostuvo Luis Enrique, con esta liga se han abolido los amistosos internacionales —bodrios a destiempo, por lo general— y hoy todos los encuentros son más competidos al existir categorías, lo que propicia la igualdad.

El de Braga será todo un reto para la Roja, que gripó frente a Suiza (1-2) el pasado sábado. Un partido para el olvido español, por más que con el paso de las horas Luis Enrique fuera modulando su opinión de nada más concluir el choque. Rebobinado el vídeo, el primer tiempo ya no fue el periodo con más errores en su etapa como seleccionador. “Fue un mensaje equivocado, no fue tan malo”, deslizó ayer en Braga. Una manera, quizá, de aliviar a los jugadores españoles, tan contrariados tras el fiasco. El técnico asturiano subrayó que los “errores forman parte del fútbol”, por lo que él no pierde un segundo en reparar en ellos, sino en reforzar la confianza del futbolista.

Falta le hará al grupo español ante lo que el preparador gijonés tildó de “final”. Una final en un “escenario atractivo” y contra un adversario “con jugadores más hechos, con titulares en la Premier y en la Liga española”. No es el caso de España, donde, por decisión del propio Luis Enrique, la titularidad no es un requisito para ser internacional.

Morata y Asensio

En La Romareda se alistaron en ataque tres reservas: Ferran Torres, Asensio y Sarabia. Lo mismo que Jordi Alba y Soler, entre otros. El asturiano también deslizó que en su convocatoria hay siete jugadores sub-21. Como en el caso de los reclutados que son suplentes en sus clubes, es la voluntad de Luis Enrique, no una elección obligada. Bajo su liderazgo ya han debutado 31 jugadores.

El seleccionador tiene caladero y se guía por su ojo, no por el de los colegas de los clubes. Es el método Luis Enrique. Sin más. Como es habitual, el asturiano nada adelantó de sus planes frente a los lusos. O si sus previsiones son las mismas tras el patinazo con los helvéticos. Ni siquiera si se plantea apostar por un ariete natural como Morata o Borja Iglesias tras el derrape con Asensio en Zaragoza. “Sea quien sea el nueve tendrá las mismas órdenes, ya se trate de Morata o Asensio”. Todo apunta a que ante la necesidad de remate, el atacante del Atlético juegue de inicio, lo mismo que Rodri, el centrocampista del Manchester City, para dar un respiro al capitán, Busquets. En el otro bando, Fernando Santos, que ya el domingo tuvo a sus órdenes a João Félix, no podrá contar con Pepe, con molestias.

Como contratiempo, la Roja no pudo entrenarse en el estadio municipal de Braga, con el césped en mal estado de revista, sobre todo en las áreas. Eso sí, un estadio tan coqueto como singular, sin fondos, solo con dos tribunas para un aforo de 30.286 espectadores. Construido en 2003 para la Eurocopa local de 2004, fue obra del arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura, premio Pritzker en 2011.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

José Sámano

Licenciado en Periodismo, se incorporó a EL PAÍS en 1990, diario en el que ha trabajado durante 25 años en la sección de Deportes, de la que fue Redactor Jefe entre 2006-2014 y 2018-2022. Ha cubierto seis Eurocopas, cuatro Mundiales y dos Juegos Olímpicos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS