Paseo del Real Madrid rumbo a la final

El equipo de Chus Mateo pasa por encima del Betis en la Supercopa (69-100), la primera exhibición de su fichaje estrella, Dzanan Musa, con 21 puntos y 7 asistencias, y se medirá con el Barça por el título

Yabusele atrapa un rebote durante el partido de semifinales de la Supercopa entre Real Betis y Real Madrid este sábado en el pabellón de San Pablo de Sevilla.
Yabusele atrapa un rebote durante el partido de semifinales de la Supercopa entre Real Betis y Real Madrid este sábado en el pabellón de San Pablo de Sevilla.José Manuel Vidal (EFE)
Supercopa ACB - semifinal - jornada 1
Real Betis
Real Betis
69 100
Finalizado
Real Madrid
Real Madrid

El Real Madrid de Chus Mateo ya tiene su primera final y será un Clásico ante el Barcelona. Aún falta que se ensamblen bien todas las piezas que han traído este verano, pero al equipo blanco le bastaron un par de zarpazos para desarmar a un Betis que apenas plantó cara en la semifinal de la Supercopa de la ACB (69-100) celebrada en su casa, en el Palacio Municipal San Pablo. El Madrid disputará su quinta final de Supercopa consecutiva, nuevo récord histórico, y lo hará ante los azulgrana, ante los que se ha medido en ocho ocasiones, con un balance de seis victorias y dos derrotas. En el estreno oficial de Mateo como primer técnico, su equipo demostró mantener las fortalezas que le llevaron a la cumbre el año pasado con Laso, con un juego en la pintura sin igual en Europa, pero aún falta trabajo para resolver los problemas que arrastra el equipo, sobre todo en el tiro exterior.

Con Deck, Yabusele, y especialmente Tavares, el Madrid se sabe un coloso en la pintura. La idea de Mateo pasa por que su equipo juegue a un ritmo muy alto que asfixie a sus rivales. Las llegadas de Hezonja y Musa multiplican el repertorio ofensivo de los blancos, pero aún falta que ambos se amolden al estilo a veces pétreo de su equipo. Mientras, Tavares sigue siendo la piedra filosofal del Madrid, a pesar de que el caboverdiano no estuvo acertado en la anotación. Eso sí, salió del pabellón con cuatro tapones. Evans, el más combativo de los verdiblancos, acabó por los suelos como si le hubiera pasado por encima un camión después de uno de los gorrazos del pívot.

El Betis aguantó con opciones en el partido gracias a un gran acierto en el tiro exterior (5 de 7 en el primer cuarto). Pero a la que la inspiración comenzó a flaquear, se diluyeron como un azucarillo, más aún porque no contaron con una sola opción de ir a la línea de libres en toda la primera parte. El Madrid marchaba por delante al descanso pero los de Casimiro no dejaban que se distanciaran en el marcador, por más bocados que arreasen Yabusele y Deck. Sergio Rodríguez y Musa dejaron destellos durante la primera parte de los que puede ser una sociedad incalculable, aunque el acierto exterior seguía siendo muy precario (2 de 12).

El 35-42 al descanso mantenía el partido abierto, pero el Madrid lo dinamitó en el tercer cuarto en el que por fin empezaron a entrar los triples. El Madrid voló con un Yabusele cargado de confianza después de su gran Eurobasket, y un Deck tan contundente como oportuno. A ellos se les unió un Musa que había descansado durante el segundo acto y salió asumiendo la responsabilidad de conducir los ataques. El Betis no encontraba los caminos y el Madrid se distanciaba cada vez más. +10, +12, +15, +20... Los blancos doblaron a su rival en anotación en el tercer cuarto (13-26, 48-68 en el marcador).

Los de Mateo alcanzaron la velocidad de crucero, con el Chacho cada vez más enchufado. Al base le penalizaron sus numerosas pérdidas (5), pero es un riesgo asumible para su equipo, que disfruta como ninguno cada vez que puede correr. Mientras, Musa a lo suyo, creciendo cada vez más en el partido. El bosnio, llamado a ser el uno de los pesos pesados del equipo, despegó hasta los 21 puntos, 7 asistencias y 33 de valoración, máximo anotador y asistente del encuentro.

Coosur Real Betis: (21+14+13+21): Evans (12), Johnson (14), Bertans (6), Kurucs (7), Gerun (8) -cinco inicial-, Cvetkovic (-), Hill (4), Tsaimpouris (10), Almazán (-), Báez (-), Sylla (6) y Pozas (2).

Real Madrid (25+17+26+32): Hanga (-), Causeur (-), Deck (17), Yabusele (13), Tavares (8) -cinco inicial-, Sergio Rodíguez (5), Llull (8), Musa (21), Rudy (3), Poirier (14), Hezonja (7) y Corniele (4).

Árbitros: Carlos Peruga, Fernando Calatraba, Alberto Sánchez Sixto y Antonio Conde. Sin eliminados.

Palacio Municipal San Pablo, Sevilla: 5.695 espectadores.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Luis Villaescusa

Periodista de EL PAÍS desde 2020, especializado en información deportiva. Ha cubierto la Eurocopa 2020 y los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, y se centra en la información de baloncesto y fútbol. Graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, es un apasionado de los datos y las infografías para explicar el deporte.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS