Ancelotti: “No sé qué le está pasando a Vinicius, para mí nada; juega con la calidad y la alegría que tiene”

El entrenador del Real Madrid trata de bajar la tensión alrededor del brasileño, que se quejó de ataques racistas y de criminalización de sus bailes: “En España no veo racismo”

Vinicius ríe con Militão y Rodrygo en el entrenamiento del sábado en Valdebebas.
Vinicius ríe con Militão y Rodrygo en el entrenamiento del sábado en Valdebebas.Rodrigo Jiménez (EFE)

A pocas horas de presentarse en el Metropolitano para el derbi contra el Atlético de Madrid, Carlo Ancelotti trató de reducir los comentarios sobre el ruido que envuelve a Vinicius al principio de su comparecencia de prensa en Valdebebas: “En España no veo esta forma de racismo. Para otras cosas, me quedo con el comunicado del club y el comunicado de Vinicius”.

El viernes por la tarde, el Real Madrid publicó un texto de respaldo al futbolista en su web oficial: “El Real Madrid quiere mostrar todo su cariño y apoyo a Vinicius Junior, un jugador que entiende el fútbol como una actitud ante la vida desde la alegría, el respeto y la deportividad”.

Ese aspecto de la alegría, la celebración y los bailes del brasileño, en sus regates y celebraciones, había centrado durante todo el viernes los mensajes de apoyo de decenas de futbolistas, desde Pelé a Neymar Jr. Hasta que al final del día el propio Vinicius publicó un vídeo en sus redes sociales en el que se quejaba de un ataque racista y de lo que cree que ha sido la criminalización de sus bailes: “Dicen que la felicidad incomoda. La felicidad de un negro brasileño que triunfa en Europa molesta más”, dijo. Para concluir: “No dejaré de bailar. Ya sea en el Sambódromo, en el Bernabéu o donde sea”.

Pese a la gigantesca conversación generada alrededor del futbolista, en la que han participado de Neymar a Pelé, Ancelotti aseguró en ese comienzo de su intervención que el brasileño no se encontraba afectado: “El jugador está bien, con las ganas de jugar este partido y ayudar al equipo a intentar ganar el partido”. Un encuentro en el que definitivamente no podrá participar Karim Benzema, que aún trabaja para recuperarse de su lesión en la rodilla derecha.

Ancelotti insistió en la incidencia limitada de la polémica: “Puedo asegurar que no afecta al vestuario, y no afecta a Vinicius. Es un tema que no afecta al vestuario. Son temas que no se hablan nunca en el vestuario. En el vestuario se habla de fútbol”, dijo. “Una cosa es el racismo, y otra cosa es lo que pasa en el campo. Se habla mucho de provocaciones, y de eso no hablamos”.

Tampoco ve especialmente preocupante que el encuentro se juegue en el Metropolitano, después de que el capitán del Atlético, Koke, dijera que sería normal que hubiera “lío” si Vinicius celebraba un gol bailando. “No me preocupa, porque vamos a jugar un partido de fútbol en campo rival, y es bastante normal que la afición del Atlético de Madrid, que respeto mucho, apoye a su equipo. Y punto. No hay nada que decir. La preocupación que tenemos es que vamos a jugar contra un rival fuerte y tenemos que ver cómo jugar”.

Pese a sus intentos de zanjar la cuestión de VInicius, las preguntas siguieron llegando, hasta que Ancelotti probó la última salida: “No sé qué le está pasando a Vinicius. En realidad no lo sé. Para mí no le está pasando nada. Está jugando al fútbol con la calidad que tiene, la alegría que tiene, la felicidad que tiene. No le está pasando nada”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

David Álvarez

Redactor que cubre la información del Real Madrid en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de la sección de Deportes. Ha cubierto los Juegos Olímpicos y la Eurocopa. Antes trabajó en ABC, El Español, ADN, Telemadrid, y La Gaceta de los Negocios. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Navarra.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS