_
_
_
_
_

España consigue otra meritoria plata en el Mundial de baloncesto sub-17 femenino

La selección cae de nuevo en la final ante EEUU (84-62), como ya hizo en 2012 y 2014, y sube al segundo escalón del podio mundialista, igual que el equipo masculino hace una semana

Awa Fam controla el balón durante la final del Mundial sub-17 este domingo.
Awa Fam controla el balón durante la final del Mundial sub-17 este domingo.FIBA
Luis Villaescusa

El baloncesto español vuelve a quedarse a las puertas de una gesta histórica. Como si fuera ya costumbre, la selección se ha enfrentado este domingo a Estados Unidos en la final del Mundial sub-17 femenino, la tercera disputa con ambos contendientes en la última década (2012 y 2014). Y una vez más, esta vez en Debrecen, Hungría, ha sido el combinado norteamericano el que se ha llevado el oro al vencer 84-62. Tan solo una semana después de que el equipo masculino cayera en su primera final de un Mundial sub-17 ante los norteamericanos, España suma otra plata y redondea un mes de julio histórico para las categorías inferiores del baloncesto nacional. A los dos subcampeonatos en los mundiales sub-17, hay que sumar el oro en el Eurobasket sub-20 femenino conseguido este sábado y ya está en marcha el Eurobasket sub-20 masculino, con la Roja buscando la cuarta medalla en el cuarto torneo este mes.

La cantera española vive días dorados pero se ha topado con el gran dominador de este deporte: Estados Unidos, que suma su quinto Mundial sub-17 en las seis ediciones que se han disputado hasta el momento. Las norteamericanas solo han perdido un partido desde que se inauguró la competición en 2010 (semifinales de 2016 ante Australia) y llegaban a esta final como claras favoritas después de promediar más de 50 puntos de ventaja (ante Corea consiguieron una diferencia de 85 puntos, 29-114). Su superioridad se palpa desde el salto inicial, con arranques de partido en estampida que dejan a sus rivales sin esperanzas al descanso (ante Japón, en cuartos, terminaron la primera parte 73-19).

España debía controlar esa avalancha en la final y por momentos logró igualar el partido en los primeros compases. Tras un arranque en el que las norteamericanas se pusieron por delante 6-0 en un abrir y cerrar de ojos, España logró frenar la sangría gracias a la base Iyana Martin, que anotó 9 de los primeros 13 puntos de su equipo para ponerse a una sola canasta de su rival (15-13). Pero antes de que terminara el primer cuarto, Estados Unidos volvió a pegar otro estirón y España no volvió a ver el aro (24-13). A duras penas, las de Cristina Cantero consiguieron que su rival no se distanciara en el marcador y mantuvieron la distancia de diez puntos al descanso (36-26).

Estados Unidos demostraba un físico superior, más activas en el rebote (50-36), y esto dejaba a España en las manos de sus triplistas, eso sí, las mejores del torneo. Iyana y Carla Viegas, cuyo porcentaje de acierto desde el perímetro es del 50%, mantuvieron el partido con vida al comienzo de la segunda parte. Pero las estadounidenses seguían golpeando con puño de hierro, dueñas del rebote, y cobrando muy caras las pérdidas.

Las de Cristina Cantero no bajaron los brazos hasta los minutos finales del último cuarto, en el que la diferencia de 20 puntos hacía imposible el intento de remontada. La seleccionadora dio entrada entonces a las jugadoras que no habían tenido muchos minutos en el torneo para que se dieran el gusto de medirse a varias integrantes de la WNBA en unos años.

Estados Unidos corona en una semana a su equipo masculino y femenino, pero España se postula como la única selección capaz de hacer frente al poderío norteamericano. La camada de 2005 ya ha conseguido el hito histórico de disputar las finales del Mundial de sus dos categorías. El título se resiste desde 1999, cuando los Juniors de Oro vencieron a EEUU, pero el relevo generacional apunta alto.

España: Iyana Martin (14 puntos), Ariadna Termis (2), Habtenesh Mayam Calvo (0), Awa Fam (8), Judit Valero (0), quinteto inicial. Laia Conesa (11), Carla Viegas (11), Marina Mata (8), Queen Omoyemwense (4), Blau Tor (2), Sofia Alonso (2) y Ines Monteagudo (0). Entrenadora, Cristina Cantero.

Estados Unidos: Jaloni Cambridge (16 puntos), Breya Cunningham (10), JuJu Watkins (9), Madison Booker (8), Jadyn Donovan (9), quinteto inicial. Mackenly Randolph (10), Mikaylah Williams (10), Hannah Hildalgo (4), Sunaja Agara (3), Kennedy Umeh (3), Morgan Cheli (2) y Jada Williams (0). Entrenadora, Sue Phillips.

Parciales: 24-13; 12-13; 21-18; 27-18.

Pabellón Fonix Arena, Debrecen, Hungría.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Luis Villaescusa
Periodista de EL PAÍS desde 2020, especializado en información deportiva. Ha cubierto la Eurocopa 2020 y los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, y se centra en la información de baloncesto y fútbol. Graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, es un apasionado de los datos y las infografías para explicar el deporte.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_