Biden asegura que busca “lo más pronto posible” la liberación de Brittney Griner, la estrella del baloncesto detenida en Rusia

La jugadora imploró en una carta al presidente de EE UU no olvidarse de ella

La basquetbolista Brittney Griner durante un partido.
La basquetbolista Brittney Griner durante un partido.USA Today Sports

Joe Biden y Kamala Harris han hablado este miércoles por teléfono con Cherelle Griner, esposa de Brittney Griner, la jugadora profesional de baloncesto, quien suma más de 130 días detenida en Rusia. El presidente de Estados Unidos ha asegurado que está trabajando para conseguir la liberación “lo más pronto posible” de la estrella de la WNBA junto a otros prisioneros estadounidenses, como Paul Whelan, un exmarine que fue condenado a 16 años de prisión. Biden enviará este miércoles una respuesta a la atleta de 31 años, quien le hizo llegar el lunes una carta escrita con su puño y letra que le imploraba no olvidarse de ella. “Me aterra pensar que podría estar aquí para siempre”, escribió Griner.

Por segundo día consecutivo, la Casa Blanca lanza señales de su interés por el caso de la estrella del baloncesto, quien fue detenida en febrero a su llegada a Moscú y acusada de introducir drogas al país (cartuchos con aceite de cannabis para fumar). Karine Jean Pierre, la portavoz de la Administración demócrata, confirmó este martes que el mandatario recibió la carta y que este se ha tomado la comunicación de una manera “muy personal”. El juicio de Griner continuará con una segunda vista este jueves. De ser hallada culpable, podría pasar más de 10 años en prisión.

Jean Pierre no ha querido revelar cuál será la reacción al mensaje, que fue recibido en Washington la mañana del lunes. “Yo estaba allí cuando leyó la carta”, afirmó la mañana de este martes la portavoz. El contenido del documento no ha sido publicado de forma íntegra, pero Wasserman, la empresa que representa a Griner, compartió algunos fragmentos con la prensa el 4 de julio, una fecha de celebración por el aniversario de la independencia de Estados Unidos. “Duele pensar cómo celebro normalmente esta fecha porque la libertad significa para mí algo muy diferente este año”, afirma la jugadora.

“Sé que está lidiando con muchas cosas, pero por favor no se olvide de mí”, pidió la pívot, quien afirma haber votado por Biden en las presidenciales de 2020 y quien dice todavía creer en el mandatario. “Aún puedo hacer mucho bien con la libertad que usted me puede ayudar a recuperar. ¡Echo de menos a mi esposa! ¡A mi familia y a mis compañeras! Me hace daño pensar cuanto están sufriendo. Doy las gracias por cualquier cosa que pueda hacer para que vuelva a casa”, aseguraba Griner, estrella de las Phoenix Mercury.

Una portavoz del Consejo de Seguridad Nacional reiteró el lunes que EE UU considera que Griner fue arrestada “injustamente”. “El Gobierno continúa trabajando agresivamente, usando todas sus capacidades, para traerla de vuelta”, aseveró Adrienne Watson. Los expertos en el sistema judicial ruso estiman que el proceso en contra de la estrella podría extenderse hasta diciembre y creen que es extremadamente difícil que la absuelvan de los cargos. Solo el 1% de los acusados libera esa carga.

Muchos ponen en duda que Washington se tome este caso como una prioridad. Recientemente, se dio a conocer un fiasco diplomático. La agencia Associated Press informó la semana pasada que Griner trató de comunicarse por teléfono el sábado 25 de junio con su esposa, Cherelle Griner, con quien lleva meses sin hablar. La atleta llamó a un número que le proporcionó la embajada de EE UU en Moscú para que alguien la conectara al teléfono de su mujer. La conexión no fue posible porque no había ningún diplomático trabajando en sábado. El teléfono sonó al menos once veces.

El encargado de Exteriores de Biden, Antony Blinken, se disculpó por el error con la familia de la deportista. Este miércoles, Biden ordenó a su equipo de Seguridad Nacional estar en contacto con Cherelle y los familiares de la estrella de Phoenix.

Las compañeras de Griner de la liga profesional de baloncesto se han quejado este fin de semana de la escasa cobertura que la prensa ha dado al tema. “No hay suficiente indignación. Punto”, dijo este lunes desde Los Ángeles Brianna Turner, compañera de equipo de la pívot detenida.

“Si se tratara de LeBron James o Tom Brady, esto sería una noticia de tal magnitud que estaría en los medios todos los días”, dijo Sophie Cunningham, otra de las baloncestistas de Phoenix. La comparación tiene sentido. Griner es considerada una de las mayores estrellas de la WNBA. Ha ganado dos medallas de oro con la selección estadounidense en Juegos Olímpicos. Fue campeona de la liga profesional con Phoenix en 2014 y un año antes en el torneo colegial, la NCAA, donde formó parte de una histórica temporada en la que su equipo, Baylor, consiguió una marca de 40-0. En nueve años como profesional ha sido seleccionada en siete ocasiones al juego de estrellas.

A pesar de un impresionante palmarés, Griner había viajado a Rusia para jugar en la liga de baloncesto mientras la WNBA estaba de descanso. Esta es una práctica común de las atletas de la liga, cuyos sueldos son muy inferiores a los de los jugadores de la NBA.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS