España se queda definitivamente sin Mundial de rugby

La Federación Internacional descarta abrir procedimiento por la denuncia de España contra Rumanía por alineación indebida

Los jugadores de la selección española de rugby durante el partido frente a Portugal en marzo.
Los jugadores de la selección española de rugby durante el partido frente a Portugal en marzo.MANU REINO (World Rugby via Getty Images)

El gran drama del rugby español ya no tiene marcha atrás. España se queda fuera de su primer Mundial en 24 años porque un sudafricano disputó minutos residuales en dos partidos que España ganó por más de 40 puntos. World Rugby excluyó a la selección por la alineación indebida de Gavin del Berg, rechazó la apelación y no iniciará siquiera el procedimiento que solicitaba la Federación Española de Rugby en su denuncia a Rumanía por Jason Tomane, un neozelandés que pasó tres meses en Hungría, superando el plazo máximo que un jugador puede pasar fuera del país de destino durante tres años para ser elegible por su selección.

España ya preguntó el año pasado por la situación de Tomane. El argumento de World Rugby para no iniciar el procedimiento, denunciado el viernes 24 de junio, es “la falta de información nueva”. La FER esgrimió como prueba unos mensajes de Instagram de la mujer del jugador agradeciendo a Hungría su estancia allí. La federacion rumana asegura que se trata de una situación excepcional y que cuenta com todos los permisos. Así las cosas, el órgano gestor del rugby internacional considera desproporcionado reabrir el caso porque supondría “un desperdicio de recursos”.

La FER estuvo unas semanas a la expectativa, confiando en que llegaran nuevas pruebas como ocurrió con Van den Berg, cuya presencia en una boda destapó que había excedido el plazo que acreditaba su pasaporte, falsificado por el Alcobendas para que fuera seleccionable. La esperanza de España era destapar una situación parecida.

La normativa internacional permite superar el periodo máximo de 60 días fuera del país de residencia si median circunstancias excepcionales. Van den Berg acreditó la enfermedad de su padre. La respuesta de World Rugby es que Tomane acreditó circunstancias excepcionales y no hay pruebas que las invaliden.

El presidente de la FER, Alfonso Feijoo, anunció su dimisión cuando acabara el proceso tras asumir “responsabilidad, pero no culpa” de lo ocurrido. La federacion no se da por vencida, denuncia la “doble vara” de World Rugby y asegura que va a “intentar presentar nuevas evidencias” porque considera que las respuestas de la federación internacional “no son para nada aclaratorias”.

Los jugadores, que habían pactado una tregua con la FER para plantear la mejor apelación posible, asumen el desenlace. “El sueño acaba aquí. Estamos perplejos. Se desprende una especial inquina contra España, contra los dirigentes de su federación o contra nosotros. La forma de actuar de World Rugby queda muy lejos de la equidad y confianza que debería ofrecer una federación internacional”.

Muchos de los jugadores no seguirán, pero piden un cambio “radical, generalizado e inmediato” en la FER tras dos exclusiones seguidas de un Mundial. También critican a la federación por no esgrimir en un primer momento pruebas que luego no fueron aceptadas en el recurso. “Debió darlo todo desde el primer momento para defenderse de la alineación indebida. Nunca debió dejarse nada a la suerte”.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS