Thiago acentúa la crisis de lesiones del Liverpool a cinco días de la final de Champions con el Madrid

El mediocampista español, que jugó con dolor en el tendón de Aquiles hasta pedir el cambio ante el Wolves en la última jornada de la Premier, preocupa a Klopp, que todavía no recupera a Fabinho ni a Van Dijk

Thiago en el momento de informarle a Klopp de que está lesionado, durante el partido en Anfield.
Thiago en el momento de informarle a Klopp de que está lesionado, durante el partido en Anfield.PETER POWELL (EFE)

El semblante de Jürgen Klopp ensombreció cuando Thiago Alcántara, el jugador más dotado del mediocampo del Liverpool, se volvió hacia el banquillo con los ojos cerrados y giró el cuello como implorando al cielo. Se habían cumplido 45 minutos de la primera parte del partido que enfrentaba al Liverpool con el Wolves, el domingo en Anfield, y el jugador hispanobrasileño acababa de enviar un pase largo a la tribuna. Algo extraño sucedía en la máquina de precisión de su pie derecho. Algo que puede influir de forma decisiva en la final de la Champions que enfrentará al Liverpool y al Real Madrid el sábado en París.

James Millner, de 36 años, sustituyó a Thiago tras el descanso. Con el último partido de la jornada empatado 1-1 y el título de la Premier en juego, a Klopp no le quedó más remedio que recurrir al viejo Millner, un jugador que exhibe evidentes dificultades para desplazarse por el campo después de años de tralla. Con Fabinho, el mediocentro titular, en fase de recuperación, al Liverpool se le agotan las variantes en un centro del campo que siempre fue su línea más débil. Los achaques de Van Dijk, el líder de la defensa, añaden gasolina a la hoguera de problemas de personal.

“Thiago cojeaba”, dijo Klopp, tras el partido. “No creo que pueda jugar la final”. Fuentes próximas al futbolista informan de que Thiago sufre una inflamación en el tendón de Aquiles que le produce dolor. Sin embargo, aseguran que el jugador, que ha sido convocado por Luis Enrique para la selección, estará en condiciones de disputar la final del sábado.

Thiago comenzó a cojear transcurrida la media hora del partido contra el Wolves. Venía de dar un pase de tacón que cortó la respiración a los hinchas de Anfield, para la asistencia del empate de Mané 1-1, y poco a poco comenzó a moverse de un modo extraño. Sus desplazamientos se ralentizaron, y en el fragor de las transiciones fue quedándose atrás. De vez en cuando incluso cambiaba los apoyos de forma antinatural para no cargar la pierna dañada. El Liverpool no ha informado sobre las características de la lesión y los representantes del jugador tampoco. Pero no le impidió competir, al menos con dificultad, durante varios minutos en los que su equipo perdió el control del partido debido a la descoordinación de sus movimientos de presión.

“Cansancio físico y mental”

A sus 31 años, Thiago había recuperado buena parte de la forma física que perdió desde 2020, tras fichar por el Liverpool. El hombre sueña con hacer historia este sábado. Si su equipo gana la Champions se convertirá en el único jugador, junto con Clarence Seedorf, que logra tres títulos de la máxima competición europea con tres clubes diferentes. Su adaptación, después de dos contagios de la covid, parecía completada y su importancia en el equipo aumentaba con cada jornada. Si el Liverpool necesita algo es un volante capaz de imaginar jugadas con el ingenio y la velocidad de Thiago, y Klopp lo sabe. De otro modo, la creatividad del ataque se libra al juego exterior y a lo que invente el punta, sea Firmino o Mané.

La sobrecarga de partidos del Liverpool pasa factura a su plantilla y reduce su armamento, en la medida en que gran parte del poder del equipo reside en la intensidad de su actividad física, con y sin la pelota. “Creo que puedo hablar por todos cuando digo que estamos muy cansados”, dijo Fabinho al diario ‘As’ hace unos días. “Desde hace un mes o algo más estamos jugando dos veces cada semana. Jugamos martes o miércoles y luego el fin de semana. Partido tras partido y siempre partidos importantes. Esto hace que tengas un cansancio físico y mental también”.

Campeón de Copa de la Liga, Copa de la FA y subcampeón de Premier, el Liverpool aspiraba al tetracampeonato hasta este domingo. La lesión de Thiago convierte su aspiración en un objetivo más difícil de alcanzar.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Diego Torres

Es licenciado en Derecho, máster en Periodismo por la UAM, especializado en información de Deportes desde que comenzó a trabajar para El País en el verano de 1997. Ha cubierto cinco Juegos Olímpicos, cinco Mundiales de Fútbol y seis Eurocopas.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS