El Atlético de Madrid despide al agente que descubrió a Griezmann tras ser detenido en Francia acusado de agresión sexual a menores

Eric Olhats, ojeador que trabajaba para el club colchonero, permanece en prisión preventiva en Mont de Marsan

Eric Olhats en un entrenamiento del Rennes en 2019.
Eric Olhats en un entrenamiento del Rennes en 2019.LE BARS BERNARD (Cordon Press)

El Atlético de Madrid ha rescindido el contrato de su ojeador en Francia, Eric Olhats, de 59 años, tras su detención el pasado día 12 de mayo en el País Vasco francés, acusado de agresión sexual a menores hace más de veinte años. El que fuera descubridor de Antoine Griezmann, entre otros, permanece recluido en el centro penitenciario francés de Mont de Marsan por orden de un juez de Bayona. Desde 2018, Olhats trabajaba para el club colchonero, donde la noticia de la entrada en prisión de su representante ha causado una gran impresión. El club abrió una investigación interna para verificar la detención y ha roto la relación contractual con Olhats, “al no poder ejercer las funciones para las que fue contratado por su entrada en prisión”. El Atlético no juzga a su trabajador, puesto que para eso está la justicia francesa, explican fuentes del club.

No es la primera vez que Olhats se ve envuelto en una acusación similar. En septiembre de 2010, el Tribunal de Apelación de Pau absolvió al ojeador después de que este recurriera una sentencia previa por corrupción de menores dictada en octubre del año anterior por un juzgado de Dax. En ella se le condenaba a tres meses de cárcel y se le imponía la prohibición de ejercer durante diez años cualquier actividad relacionada con menores. La Real Sociedad, equipo para el que trabajaba en el momento de la condena, le apartó. Sin embargo, el club donostiarra rectificó y reincorporó al preparador vasco francés, aunque tras una negociación entre las dos partes, Olhats decidió apartarse de forma amistosa y se incorporó a la estructura de la empresa británica ISM de detección de futbolistas.

El ojeador de promesas del fútbol francés, que trabajó para el Sochaux, el Bastia y el Toulouse, además de para la Real Sociedad, alojaba en su domicilio de Bayona a Griezmann, su gran descubrimiento, el jugador al que llevó a San Sebastián después de que fuera rechazado por el Olympique de Lyon por su escasa presencia física. El futbolista vivía con Olhats en su casa –desde los 13 hasta los 19 años–, cuando se produjeron las primeras denuncias. Cuando estas sucedieron, la Real suspendió al ojeador, que pertenecía a su estructura, y tuvo que buscarle otro alojamiento a Griezmann.

Tras conocer la resolución judicial que lo absolvió, Olhats declaró: “Después de todo lo que se vendió, sufrí más por mis seres queridos que por mí. Pero una liberación en este tipo de acusaciones no se obtiene fácilmente, sobre todo en apelación”. Entonces añadió: “Pongo a disposición de los escépticos mis antecedentes penales. Esta es mi única respuesta y mi único comentario”.

Once años más tarde, Eric Olhats permanece en prisión preventiva en la cárcel por orden de un juez que le acusa de corrupción de menores y posesión de material pornográfico, también relacionado con menores, encontrado después de un registro en su domicilio. El magistrado que decidió su ingreso en prisión, después de dos días en custodia policial, consideró que había suficientes cargos en su contra, a pesar de que Olhats se declaró inocente.

Imágenes pornográficas

La investigación se puso en marcha después de que, durante 2019, la Fiscalía de Bayona recibiera un escrito anónimo en el que se denunciaban “actos y gestos inapropiados hacia futbolistas jóvenes mientras Olhats ejercía funciones de entrenador en al Aviron Bayonnais”. En agosto de 2021 se registró una denuncia por violación. El fiscal de Bayona, Marc Bride, le acusa de los cargos de, “agresión sexual a menores de quince años por parte de una persona que abusó de la autoridad que le confería su cargo y también de el de posesión de imágenes pornográficas de menores”. Los hechos se remontan a 1998 y 1999, y las víctimas son, según ha trascendido a través de diversos medios franceses, tres de los antiguos alumnos de Olhats en el Aviron.

En el club francés, que mantuvo estrechos lazos con la Real Sociedad, aunque ahora tiene un convenio de colaboración con el Athletic, prefieren no referirse al asunto de su antiguo entrenador. En la Real, a cuya estructura perteneció Olhats, tampoco hay ninguna reacción oficial, aunque de manera extraoficial, apuntan estar asombrados por las acusaciones contra el ojeador, con el que, después de su marcha de la Real, mantenían una buena relación. Una prueba de ello es que recomendó el fichaje de Robin Le Normand, que había debutado en la Ligue 2 francesa con 20 años. En San Sebastián hicieron caso a la recomendación y el futbolista bretón es ahora imprescindible en los planes de Imanol.

“En la Real no detectamos nada”, asegura una fuente anónima del club. “Si no, hubiéramos adoptado las medidas oportunas en su momento”. No hubo ninguna queja sobre Olhats en su etapa en el club donostiarra, que durante los últimos años ha difundido varias campañas para evitar abusos y acoso a sus jugadores más jóvenes.

Ohalts, que siguió aconsejando a Griezmann durante varios años, e incluso le asesoró en su fichaje por el Atlético de Madrid, rompió sus lazos con el futbolista en 2017, cuando el jugador le invitó a su boda en Toledo y Olhats, una persona de carácter fuerte, según quienes le conocen, no se presentó. Griezmann le había colocado en la mesa principal, donde ni siquiera estaban los hermanos del jugador, y su silla no se ocupó.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS