El Barcelona, finalista de la Champions League femenina

En un ejercicio de resistencia, las azulgrana pierden su condición de invictas este curso ante el Wolsburgo

Las jugadoras del Barcelona celebran el pase a la final de la Champions tras caer ante el Wolfsburgo.
Las jugadoras del Barcelona celebran el pase a la final de la Champions tras caer ante el Wolfsburgo.FABIAN BIMMER (REUTERS)

El Barcelona se clasificó para la final de la Champions, su tercera en las últimas cuatro temporadas, con un global de 3-5. Se llevó, en cualquier caso, un toque de atención: el Wolsburgo lo humanizó. El líder de la Bundesliga y finalista de la Copa de Alemania, les demostró a las azulgrana por qué hay dos Champions en sus vitrinas (2013 y 2014) y acabó con su condición de invictas esta temporada. No le alcanzó, en cualquier caso, para nada más. Lo que consiguió ante el Chelsea (4-0, para clasificarse para los cuartos de final) y frente al Bayern (6-0, para robarle el liderazgo en Alemania), fue imposible ante el poderoso y vistoso Barcelona, también resiliente ante el Wolsburgo. Un duelo vibrante y divertido, coronado con otro triunfo para el femenino: récord de asistencia en Alemania, 22.057 espectadores. La marca anterior era de 2014, cuando 12.464 personas asistieron al duelo entre el Wolsburgo y el Frankfurt de la Bundesliga.

La estrategia que le funcionó al Barça en el primer tiempo, se le derrumbó tras regresar de los vestuarios. Wassmuth pescó una segunda jugada en el balcón del área y colocó el balón en la portería azulgrana, lejos de Paños. En aquel momento, empezó otro partido. En realidad, comenzó el partido. Lo que de entrada se había convertido en un ejercicio de prudencia, en el que el Wolsburgo, aleccionado por lo que le había pasado en la ida (5-1), descartaba la presión elevada y en el que el Barça apostaba por controlar el balón pero olvidándose de profundizar, tras el gol del cuadro alemán el duelo fue puro vértigo. Riesgo máximo para el Barça después de que Roord se aprovechara del error de Torrejón y Guijarro en la salida y firmara el 2-0.

Entonces, apareció un Barça inédito: el de la resistencia. Ni Hermoso ni Putellas, el liderazgo lo asumió Irene Paredes, un muro frente a potencia de las alemanas. Le alcanzó al Barça y selló su billete a la final de Turín. “La derrota es un toque de atención al cien por cien”, subrayó Jonathan Giráldez, entrenador del cuadro azulgrana. “No es fácil ganar todos los partidos. Ningún partido es un paseo. La derrota llega en un momento que no implica nada, pero hay que hacer autocrítica. Cuando jugamos bien lo decimos y también cuando no jugamos bien, también. Hay que seguir trabajando para mejorar y para que el equipo tenga más recursos. Ganar títulos no es fácil”, concluyó el técnico del Barcelona.

El Lyon vuelve a la final

El Olympique de Lyon superó por 1-2 al PSG en el Parque de los Príncipes (3-5 en el global) y será el rival del Barcelona en la final la Champions League, el próximo 21 de mayo en Turín. Los goles los marcaron Ada Hegerberg y Renard para el cuadro de Lyon y Katoto para las parisinas. Se repite, de esta manera, la final de 2019 en Budapest. En aquel partido, el Lyon arrasó al Barça (4-0). El conjunto francés es el máximo ganador de la Copa de Europa (siete) y jugará su décimo partido decisivo. El clásico entre el PSG y el Lyon marcó otro día histórico para el fútbol femenino. Como en Alemania, en el partido entre el Wolsburgo y el Barcelona, en París también se batió el récord de público en Francia: 43,254 espectadores en la casa del PSG.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Juan I. Irigoyen

Redactor especializado en el FC Barcelona y fútbol sudamericano. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS. Ha cubierto Mundial de fútbol, Copa América y Champions Femenina. Es licenciado en ADE, MBA en la Universidad Católica Argentina y Máster de Periodismo BCN-NY en la Universitat de Barcelona, en la que es profesor de Periodismo Deportivo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS